miércoles, 22 de abril de 2015

Cómo limpiar la casa con bicarbonato...

Podría decirse que este elemento tiene mil y un usos, y no nos quedamos cortos en la suma. El bicarbonato de sodio es de vital importancia en el hogar, si es que estamos a la búsqueda de alternativas más naturales a los limpiadores o artículos de limpieza con químicos. En el siguiente artículo te contaremos algunas de las formas en las que puedes aprovechar las bondades del bicarbonato.

Por qué usar bicarbonato de sodio en el hogar
En primer lugar, ¿a quién no le gusta tener su casa siempre reluciente y hermosa, limpia en cada rincón? Para lograrlo es preciso pasar varias horas del fin de semana aseando o bien contratar a alguien para que lo haga por nosotros. Para lograr este objetivo, los productos químicos no faltan en ninguna casa. Sin embargo se ha comprobado que no son tan buenos para la salud, porque son tóxicos, causan irritación de las fosas nasales y de la piel, entre otros trastornos.

Entonces, puede ser algo contradictorio el hecho de querer tener nuestro hogar libre de virus, bacterias y gérmenes para no enfermarnos y a la vez utilizar artículos de limpieza cuyos componentes nos hacen mal pero de otra forma. No es preciso exponer nuestro organismo y el de nuestra familia con estos nocivos productos, porque existen diversas opciones naturales para limpiar a casa.

Hay miles de recetas eficaces, pero en este caso nos referiremos al bicarbonato de sodio, que puede aprovecharse de diversas maneras, siempre en pos de mantener el hogar hermoso y a la vez, protegernos de las sustancias peligrosas. El bicarbonato es un excelente aliado para neutralizar y quitar los malos olores en casi todos los materiales y ambientes de la vivienda. También se puede usar para absorber la grasa o las manchas de aceite, suaviza el agua para no tener que utilizar tanto detergente y limpiar varias superficies.

En casi todos los casos sólo tienes que mezclar 1 litro de agua con ¼ taza de bicarbonato de sodio. En algunos usos precisarás medidas o proporciones específicas. También necesitarás una esponja o un cepillo para hacer la limpieza más eficaz. No requiere demasiado esfuerzo limpiar con este producto natural. Y otra buena noticia es que estás ayudando al medio ambiente al no tirar al desague artículos que no son biodegradables y que contienen tóxicos para el agua y la tierra.

El bicarbonato de sodio, su uso para el hogar
Estas son algunas de las aplicaciones que se le atribuyen al bicarbonato de sodio, como una alternativa natural y casera a los limpiadores, desengrasantes o desinfectantes que compramos en el mercado:

Limpiar tuberías: Los productos que se usan mayormente para limpiar el desague y los caños de la casa suelen ser bastante peligrosos, a tal punto que es preciso usarlos en una dosis determinada, no aspirarlos y mucho menos consumirlos. Una buena opción para destapar las cañerías es tirar directamente bicarbonato por el desague y luego echar vinagre. Deja que actúe por al menos 15 minutos. En ese tiempo verás cómo se forman burbujas, por la reacción entre ambos elementos. 

Luego aclara con agua limpia caliente.Limpiar juguetes: los juguetes de los niños siempre están llenos de suciedad y pueden contener un sinfín de bacterias y virus. Para evitar que los pequeños se enfermen al usarlos, nada mejor que sumergirlos en un recipiente con una solución de 4 cucharadas de bicarbonato con un cuarto litro de agua. Deja toda la noche y enjuaga a la mañana. Si está muy adherido puede que precises pasar una esponja o cepillo.
Como suavizante de la ropa: los que compras en el mercado sirven para que las prendas tengan un aroma perfumado, pero crean una capa de grasa en las fibras para compensar la acción del jabón en polvo o el detergente. Usa para lavar un producto ecológico y como suavizante una taza de bicarbonato, directo en la lavadora. Ten en cuenta que no sirve como limpiador.
Absorber olores: una de las características del bicarbonato es que ayuda a neutralizar los olores orgánicos, como ser de animales, de comida o de sudor. Se puede usar para quitar el olor de los pies o los zapatos, en los cestos de basura, en el almohadón del perro, en el arenero del gato, en el refrigerador, etc. No tendrá efecto en los olores sintéticos, como ser los perfumes, el tabaco o los ambientadores.

Cuidar las alfombras: echa una dosis generosa en la alfombra que deseas limpiar, deja que actúe toda la noche y por la mañana pasa la aspiradora o la escoba. Es una excelente opción para eliminar el olor de perros y gatos y las manchas de comidas o bebidas. También se puede hacer lo mismo en las alfombritas del coche.
Limpiar el horno: sólo tienes que rociar agua en el interior y luego cubrir la superficie con algunas cucharadas de bicarbonato. Deja la tapa cerrada y deja actuar toda la noche. Si no estaba muy sucio al otro día verás que está reluciente. Si tiene manchas viejas, es preciso que laves con un paño mojado con agua y jabón y aclarar con agua.

Publicaciones pinteres y twitter: http://www.consejosdesalud.info/2015/03/que-es-mejor-beber-jugo-de-naranja-o.html
 Eliminar las cucarachas: si tienes plaga de este insecto en tu cocina o en el baño, tienes que hacer una mezcla con bicarbonato y azúcar (1 cucharada de cada una, o en partes iguales) y colocar en un recipiente del ambiente donde deseas que desaparezcan.
Preservar los alimentos: coloca sobre un frasco o botella un poco de bicarbonato y deja en el refrigerador, así la comida durará más tiempo.