martes, 14 de abril de 2015

Prevenir el cáncer de ovarios mediante la “extirpación”: ¿Es adecuado?

Este parece ser el lema de Angelina Jolie: “Lo que no te mata te hace más fuerte”. Ella es muy consciente de que la intervención a la que se ha visto sometida recientemente va a cambiar su vida. La extirpación de los ovarios supone iniciar una menopausia forzada, que va a ocasionar cambios en su cuerpo, e incluso en su salud, pero se siente aliviada. Fuerte y optimista.

No obstante, sabía que genéticamente era portadora de los genes BRCA1 o BRCA2 heredados de su madre y su abuela, las cuales fallecieron cuando tenían poco más de 50 años. Perder la vida a una edad tan temprana ocasiona, como muchos sabemos, todo una tragedia familiar que la actriz no deseaba para sus hijos. Y fue todo ello lo que la impulsó primero a someterse a una doble mastectomía y, después, a esta operación.

Este mismo mes, su médico le informó de que en sus ovarios se detectaban una serie de marcadores de inflamación, que daban ya la pista del inicio de un cáncer. De momento, se trataban de simples tumores benignos pero, dado su historial familiar, tenía un 50% de probabilidades de que, finalmente, cursara de modo maligno. La solución era clara: extirpar los ovarios para prevenir la enfermedad.

¿Era pues la opción más adecuada? Veamos toda la información de la que disponemos sobre el tema.
1. Incidencia del cáncer de ovario

Cancer-de-ovario
El cáncer de ovario es el que más mortalidad presenta dentro de los cánceres ginecológicos. Los investigadores nos dicen que entre el 15 y el 20% de esta enfermedad tiene una predisposición genética, es decir, tener una madre, una abuela o una tía que lo padezca o haya padecido hará que estas probabilidades aumenten en un 85%. Una cifra muy destacable, no hay duda.

El resto presenta factores ambientales que pueden controlarse en una proporción elevada. No obstante, el hecho de vigilar estos factores no significa que vayamos a evitar el cáncer de ovario en un 100%, pero sí en una alta probabilidad. ¿De qué modo?

Evitar el tabaco.
  • Seguir una dieta adecuada.
  • Evitar la obesidad.
  • Prescindir de los medicamentos para la fertilidad.
  • No abusar de los polvos de talco.
  • Tener, al menos, un hijo.

Publicaciones pinteres y twitter: http://www.consejosdesalud.info/2015/03/que-es-mejor-beber-jugo-de-naranja-o.html
  • Que la menopausia nos llegue a una edad avanzada.

2. Consecuencias de la extirpación de los ovarios

Ovario poliquistico

En el caso de Angelina Jolie, la incidencia de padecer la enfermedad en algún momento de su vida era de un 85%. Las últimas pruebas ginecológicas ya le revelaron la presencia de un tumor maligno, de una inflamación ovárica que, a largo plazo, podía cursar en cáncer. De ahí la opción de someterse a la extirpación de los ovarios y las trompas de Falopio. Ahora bien, ¿qué consecuencias tiene esta elección? ¿Evitará que el día de mañana padezca algún otro tipo de cáncer?

Algunos médicos recomiendan que, en el caso de mujeres jóvenes con antecedentes genéticos, antes de recurrir a la extirpación, se opte por el uso de anticonceptivos orales. Es el tratamiento más frecuente en estos casos y puede disminuir el riesgo del cáncer ovárico en un 40% o 50%. No obstante, en el caso de la actriz, ya contaba con un tumor en los ovarios, de ahí que se decidiera por la intevención.

En las mujeres que presentan un fuerte historial familiar de cáncer ovárico, como es el caso de Angelina Jolie, quien además disponía de los genes BRCA1 o BRCA2, la extirpación de los ovarios puede ser efectiva. Aunque, según nos dicen los expertos, ello no es concluyente para que pueda sufrir, a largo plazo, otro tipo de cáncer.

Las consecuencias de someter a una mujer joven a una menopausia precoz son importantes. Dejará de producir estrógenos y se necesitará de una terapia de reemplazo hormonal durante mucho tiempo.

Los médicos aplicaron en el útero de la actriz un parche con estrógenos para mantener su equilibrio hormonal. Al no tener antecedentes familiares por cáncer de útero, eligieron conservarlo.

Las mujeres que padecen una menopausia precoz experimentan desde problemas emocionales a cambios físicos, también problemas cardíacos, aumento de peso, cambios en la piel, osteoporosis precoz…

Para concluir. La elección de Angelina Jolie ha sido firme y valiente. Con ella evitará, sin duda, padecer esa terrible enfermedad que se llevó a parte de su familia. No obstante, lamentablemente, y de momento, ninguno de nosotros podemos evitar al 100% padecer un cáncer. A pesar de ello, vale la pena vivir con optimismo y fuerza puesto que, tal y como nos indica la famosa actriz, lo que no te mata te hace más fuerte.