lunes, 20 de abril de 2015

¿Sabes que esta consumiendo cuando comes los nuggets de pollo? Es bueno que te enteres..!!

Seguramente conoces esa comida que se puede adquirir en los locales de comida rápida o bien congelada para freír en casa. Nos los muestran en las publicidades bien dorados y crujientes y parecen una verdadera tentación. Pero… ¿Sabías de qué están hechos los nuggets de pollo? En la siguiente nota te enterarás. Luego decidirás si los quieres seguir comiendo o no.

Su imagen deliciosa e idílica hace que se les haga la boca agua a más de uno. Creemos que es una versión más sana para nuestros hijos o si el médico dijo basta de carnes rojas por el colesterol, pensamos que un nugget de pollo no elevará los niveles de triglicéridos. Pensemos por un instante antes de elegir este menú en los locales de comida rápida o como una alternativa cuando no sabemos qué preparar para la cena o qué llevar en la vianda al trabajo o la escuela.

¿Cómo se hacen los nuggets de pollo?
El relleno con que se hacen los tan deliciosos nugget de pollo y que sueles comer como una alternativa a las hamburguesas parece una especie de yogur de fresas congelado o bien una goma de mascar gigante. En realidad, es una pasta de color rosado, consecuencia de triturar los pollos enteros separados mecánicamente. Esto es lo que revela en su blog Early Onset of Night el estadounidense Michael Kindt.

Pero el asunto no termina allí. La masa que resulta de esta técnica está llena de bacterias. Entonces, para eliminarlas, ¿qué hacen? La lavan con amoníaco. Así de sencillo y repugnante al mismo tiempo. Pero claro, si eso fuera todo nos daríamos cuenta al abrir uno de esos bocadillos. Por lo tanto, el mecanismo que oculta el sabor y el olor de este desinfectante químico se “tapa” con saborizante y colorante artificial (si lo pensamos, también hay una gran cantidad de estos aditivos que solemos consumir a diario en otros alimentos).

El reconocido chef James Olivier fue el encargado de dar a conocer el proceso de elaboración de los tan famosos Nuggets de Pollo en su show de televisión llamado Food Revolution y que se emite por la cadena ABC. Él hizo su demostración propia del proceso de elaboración con el objetivo de que los padres dejen de dar esta comida a sus hijos. Sin embargo, no obtuvo el éxito esperado.

Más tarde, el canal NatGeo retransmitió en un programa la manera en que los alimentos eran procesados bajo la técnica de la “separación mecánica”, donde se explica un poco más los comienzos de los nuggets de pollo.


Investigación del Huffington Post sobre la “comida falsa”

El título del artículo de este periódico reconocido a nivel internacional es “Comida falsa, ¿a éso es a lo que llamas pollo?” Se dio a conocer que los nuggets no sólo tienen carne de ave (que es lo único que debería contener), sino también vísceras, huesos triturados, grasas, venas, nervios, cartílago y cerca de 30 aditivos. Tienen menos del 50% de su composición de pollo, lo demás son todo mezclas.

“Cuando pides comida rápida eres consciente de que no se trata de un platillo muy sano, pero al menos esperas que sea comida. El pollo es pollo y la carne es carne, ¿no?” Así es como comienza el artículo del Huffington Post.

Este medio de comunicación ha realizado una serie de estudios sobre la “comida falsa”. En el caso de los conocidos nuggets de pollo, sólo la mitad es verdaderamente carne de este animal (aunque con un proceso no demasiado sano), pero a la vez cuenta con tres decenas de ingredientes añadidos, entre ellos el sulfato de aluminio.


Publicaciones pinteres y twitter: http://www.consejosdesalud.info/2015/03/que-es-mejor-beber-jugo-de-naranja-o.html El American Journal of Medicine comparó los nuggets que se ofrecen en dos cadenas de fast food (sin decir cuáles eran, aunque podemos deducirlas). Estos tenían sólo el 50% de carne de pollo y el resto era una mezcla de cartílagos, nervios, huesos triturados, venas y grasa.

Según el Dr. Richard D. deShazo, del Centro Médico de la Universidad de Mississippi, “las empresas han elegido utilizar una mezcla artificial que combina partes del pollo en vez de la carne baja en grasa. Esto lo untan con mantequilla, lo fríen y siguen diciendo que se trata de pollo. Es un producto a base de pollo, pero que además tiene muchas calorías, sal, azúcar y grasas. Por lo tanto, no es para nada saludable”.

Por su parte, el Dr. David Katz de la Universidad de Yale dice que esta mezcla puede ser muy dañina, aunque todavía no se tengan demasiados resultados de estudios realizados. Pero sí se ha confirmado que el hecho de saber que se procesan vasos sanguíneos, huesos triturados y nervios por sí solo no puede lograr que la gente deje de consumirlos, sino también conocer cuales son los aditivos que se utilizan para darle la consistencia y el sabor del pollo. Entonces, el problema principal de los nuggets de pollo no son las partes del animal, sino los conservantes y aditivos químicos que se les añaden.

Volviendo al estudio del Huffington Post, se han encontrado en una pieza de pollo frito de estas características un antiespumante llamadodimetilpolisiloxano, presente en los anticongelantes para los coches.Estos aditivos no se han declarado perjudiciales todavía, pero tampoco se afirman que sean beneficiosos. Otro de los fabricantes de este plato de fast food añadió glutamato monosódico, relacionado con los dolores de cabeza y la sudoración excesiva. En todos los casos, tiene una buena cantidad de dextrosa, un azúcar añadido. Diez unidades contiene 900 mg de sodio ante de freír, muy por encima de la dosis diaria recomendada.