sábado, 18 de abril de 2015

Tipos de dolores en tu cuerpo que no deberías ignorar nunca.

Es habitual que de vez en cuando sintamos un dolor de cabeza, un dolor de estómago, dolores en las piernas…con las prisas y nuestras obligaciones diarias preferimos tomarnos un analgésico para volver a nuestra rutina sin dar excesiva importancia a estos indicadores. También es cierto que no hay que obsesionarse con ellos, se trata solo de saber a qué tipo de dolores dar verdaderamente importantes. Te explicamos cuáles son.

Los dolores siempre son un síntoma de algo, o bien que estamos cansados, estresados, que estamos siguiendo una mala alimentación, que existe algún tipo de inflamación… no tienen por qué ser siempre aspectos graves, pero hay determinados indicadores que hemos de tener en cuenta para diferenciarlos de otros. Recurrir a los analgésicos no siempre es bueno, de ahí que deseemos explicarte a qué tipo de dolores debes prestarles más atención.


¿A qué tipo de dolores debo prestar más atención?
Dolor penetrante en la espalda
No se trata de una sobrecarga muscular, no es el típico dolor de espalda que podemos sufrir por una mala postura o por cansancio. Se trata de una súbita presión en la espada acompañado por un dolor penetrante con sensación de ardor.

¿A qué puede deberse? Los médicos nos avisan que este tipo de padecimiento se debe a una aneurisma de la aorta torácica, debido a una arterioesclerosis. Las arterias se van endureciendo poco a poco y podemos sentir dolor tanto en el pecho como en la espalda.

Los dolores en la espalda también pueden deberse a una piedra en el riñón, pero en este caso el padecimiento es más fuerte y es en un lado de la espalda.

Dolor punzante en el abdomen

Los dolores en el abdomen son muy comunes, pero debes saber diferenciar los que son graves. Ante todo tómate la temperatura, si tienes fiebre entonces es que existe una infección. Si el dolor es muy punzante y en un lado derecho del vientre, entonces puede ser una apendicitis. También puedes estar padeciendo una pancreatitis o una inflamación de la vesícula biliar.
Si el dolor lo tienes debajo del esternón, es probable que sea unapancreatitis. Pero será siempre tu médico quien te de el diagnóstico, nosotros solo te informamos de que los dolores centrados en el abdomen siempre deben ser tenidos en cuenta.

Dolor transitorio del pecho
Dolores fuertes que aparecen de pronto en el pecho, que se extienden al cuello e incluso hasta el brazo… todo ello son síntomas de problemas cardíacos que debes tener muy en cuenta. Si te sientes cansada al hacer el mínimo esfuerzo, si sientes náuseas cuando estás subiendo las escaleras por ejemplo, son indicadores todos ellos que debes tener presentes.

Dolor al orinar
Si sientes dolores, escozores cada vez que vas al baño es síntoma de que estás sufriendo una infección. Las infecciones de orina cursan con este tipo de molestias, además de con un poco de cansancio, algo de fiebre y una pesadez en el vientre. Lo más habitual en estos casos es que tengas o bien una cistitis, un problema de riñón, alguna pequeña irritación o algún problema en la vejiga. Será siempre tu médico quien como siempre, te de el diagnóstico.


Publicaciones pinteres y twitter: http://www.consejosdesalud.info/2015/03/que-es-mejor-beber-jugo-de-naranja-o.html

  Como bien te hemos señalado al inicio, los más comunes no tienen importancia: un dolor de cabeza por no haber comido bien ese día, un dolor de espalda por una mala posición, dolor en las piernas por una mala circulación… son problemas habituales. Ahora bien, en otras ocasiones el dolor es un indicador de una enfermedad que hemos de tener en cuenta. Nunca descuides por ejemplo ese dolor en el abdomen o en el pecho, ante cualquier problema, acude a tu médico para que te haga un examen. Tu salud es siempre lo primero.