jueves, 7 de mayo de 2015

Caldos de cebolla para tener riñones sano.

La cebolla es uno de nuestros alimentos medicinales por excelencia.Con propiedades altamente depurativas, antisépticas y diuréticas, es un remedio ideal para combatir todo tipo de problemas renales, como las infecciones de orina, cálculos en el riñón, retención de líquidos, entre otros.

En este artículo te explicamos cuál es la manera más sencilla de cuidar tu riñón realizando una limpieza renal a base de caldos de cebolla durante nueve días. Desde el primer momento notarás los resultados y tus riñones te lo agradecerán.

Propiedades de la cebolla
La cebolla es rica en minerales como el calcio, el magnesio, el cloro, el cobalto, el cobre, el hierro, el fósforo, el yodo, el silicio o el azufre, entre muchos otros, y también contiene las vitaminas A, B, C y E. Estos valores le otorgan las siguientes propiedades para la salud:
  • Es diurética, por lo que nos ayuda en la retención de líquidos, párpados hinchados, edemas, etc.
  • Combate las inflamaciones
  • Es un gran antioxidante
  • Es antiséptica, antimicrobiana y antimicótica: nos ayuda a combatir las infecciones causadas por bacterias, microbios y hongos
  • Mejoran la función respiratoria
  • Nos protege de enfermedades cardiovasculares
Preparación de los caldos
Para la preparación de los caldos pondremos a hervir una cebolla por cada litro de agua. Opcionalmente, junto con las cebollas añadiremos unas ramitas de perejil, que también nos ayudarán a depurar los riñones en profundidad.

Diariamente beberemos el cocimiento de dos litros de agua y dos cebollas. Podemos preparar más cantidad y conservarla en la nevera durante un máximo de dos o tres días.

¿Cómo los tomamos?
A lo largo del día, fuera de las comidas, iremos bebiendo el caldo a pequeños sorbos, a ser posible a temperatura tibia o ambiente. Si lo deseamos podemos añadir un poco de jugo de limón al caldo.
Será muy recomendable que bebamos al menos dos vasos en ayunas, al menos media hora antes de desayunar.

Intentaremos beber el cocimiento diario antes de media tarde para evitar la necesidad de ir al baño durante la noche.

La cura de nueve días
Durante los nueve días que dura la cura depurativa renal recomendamos, además de beber los caldos, seguir las siguientes indicaciones:
  • Evitaremos el consumo de sal y de alimentos salados. Podemos salar las comidas con un poco de agua de mar (de venta en tiendas de productos naturales y algunos supermercados)
  • Reduciremos el consumo de proteína animal (sobre todo de carne, leche y derivados lácteos) y priorizaremos la proteína vegetal. Una legumbre excelente para los riñones son las judías azuki, que curiosamente tienen forma de riñón. Otras fuentes de proteína vegetal, además de las legumbres, son los frutos secos y las setas, y también podemos consumir algún huevo y un poco de pescado aunque sean de origen animal.
  • Evitaremos el azúcar refinado y los alimentos azucarados, y para endulzar usaremos mejor la miel o la estevia.
  • Los riñones, junto con el hígado, son los principales órganos que suelen enfriarse y provocar un empeoramiento de las enfermedades renales, falta de energía y cansancio, dolores en la zona lumbar, etc. Para evitarloabrigaremos bien siempre la zona media y baja de la espalda y por la noche podemos ponernos un rato una bolsa de agua caliente o una esterilla eléctrica.
  • Si realizamos ejercicio físico y sudamos, esto ayudará a descargar nuestros riñones y a sobrecargarlos, ya que será otra manera de eliminar líquidos de nuestro organismo.
    Publicaciones pinteres y twitter: http://www.consejosdesalud.info/2015/03/que-es-mejor-beber-jugo-de-naranja-o.html 
    Ejemplo de menú diario saludable
    Proponemos un menú saludable para un día de la cura:
    • En ayunas: dos o tres vasos de caldo
    • Desayuno: tostadas de pan integral y una tortilla
    • A lo largo de la mañana: varios vasos de caldo
    • Media mañana: frutos secos
    • Comida: Guiso de lentejas y arroz integral, ensalada variada y compota de manzana endulzada con miel
    • Hasta media tarde: varios vasos de caldo
    • Merienda: batido de plátano y arándanos
    • Cena: Col con patata, sofrita con ajos, y filete de pescado.

Advertencia
Algunas personas no digieren bien la cebolla cruda, pero es posible que sí la digieran bien si está cocinada. Recomendamos probar esta cura con precaución, y si existen síntomas de una mala asimilación, evitaremos continuar con la depuración.