jueves, 14 de mayo de 2015

Cómo eliminar acné, puntos negros y espinillas.

Las personas de cualquier edad pueden tener problemas con los puntos negros en la piel, el desarrollo de acné y espinillas, pero más a menudo suele ser un problema durante los años de la adolescencia.


Causas de los puntos negros y espinillas.
También se conoce como comedones abiertos, los puntos negros son pequeñas protuberancias amarillas o negras que se forman cuando una obstrucción se desarrolla en la apertura de los folículos pilosos debido a una combinación de exceso de sebo y la acumulación de suciedad y las células muertas de la piel.

 Esto por lo general sucede con mayor intensidad en personas con piel grasa. Los puntos negros no aparecen oscuros debido a la suciedad, cino como resultado de la oxidación. Esto ocurre cuando los poros obstruidos están expuestos al aire. 

Factores como los cambios hormonalesen el cuerpo, el uso excesivo de productos cosméticos, cuidado de la piel inadecuada, el estrés y la genética contribuyen a este problema. Las espinillas ocurren comúnmente en la cara, especialmente la nariz. También pueden aparecer en el pecho, la espalda, el cuello, los brazos y los hombros. Si no se tratan, pueden estimular los brotes de acné.

Tratamiento para los puntos negros y las espinillas
Existen muchos medicamentos recetados para el tratamiento de los puntos negros, pero siempre se puede probar tratamientos naturales. Con ingredientes simples fáciles de encontrar en la mayoría de las cocinas, se puede tratar a sus puntos negros dentro de unos pocos días. Para eliminar los puntos negros y espinillas necesitarás:
  • Toalla para cara
  • Agua caliente (lo suficiente evitando quemar)
  • Aceite de Arbol de Té
  • Bicarbonato de Sodio
  • Vinagre de Sidra de Manzana (o hamamelis -o escoba de bruja o avellana de bruja- o plata coloidal)
  • Aceite de Coco
  • Algodón
                                     

Publicaciones pinteres y twitter: http://www.consejosdesalud.info/2015/03/que-es-mejor-beber-jugo-de-naranja-o.html

Instrucciones:
  • Poner una toalla caliente en la cara durante unos 30 segundos para abrir los poros.
  • Enseguida, lavarse la cara con una mezcla de aceite de árbol de té y bicarbonato de sodio frotando suavemente en círculos para exfoliar la cara.
  • Luego dejar secar un minuto y enjuagar la mezcla con agua tibia.
  • Humedece un algodón con el vinagre de sidra de manzana, o hamamelis (o escoba de “bruja” o avellana de “bruja”) o plata coloidal (o una mezcla de ellas). Si utilizas VSM (Vinagre de Sidra de Manzana) puede ser necesario enjuagar ligeramente dependiendo de tu piel.
  • A continuación, aplicar aceite de coco en la cara y frotar suavemente en pequeños círculos.