jueves, 21 de mayo de 2015

¿Cómo prevenir y curar la mala circulación en las manos?

La mala circulación en las manos es una condición médica que consiste en la deficiencia del flujo de sangre en las extremidades. Esto se debe a la placa que se forma, obstruyendo los vasos sanguíneos.

¿Cuáles son sus causas?
Esta condición puede ser el resultado de varios hábitos como:
  • Diabetes
  • Presión arterial alta
  • Tabaquismo
  • Colesterol alto
  • Sedentarismo
  • Abuso en el consumo de alcohol, drogas y cafeína
  • Mantener las manos en posiciones incorrectas
Sus síntomas son…
A continuación se listan los síntomas más comunes de la mala circulación en las manos:
  • Hormigueo
  • Manos frías
  • Manos y brazos adoloridos o hinchados
  • Migrañas
  • Calambres
  • Falta de sensibilidad en las manos
  • Adormecimiento de los dedos
  • Debilitamiento de las uñas
¿Cuál es su tratamiento?
Existen varias formas de manejar la circulación sanguínea en las manos. A continuación se comparten varias recomendaciones para mejorar esta condición y fortalecer la salud en general.


Visita a tu médico
Al presentar los síntomas mencionados antes, es de suma importancia acudir a nuestro médico familiar para que nos haga una revisión adecuada y pueda realizar un diagnóstico de nuestro caso. Recuerda que para nuestra salud es necesario informarnos con un especialista que nos oriente.

Cambios en la dieta
Las personas que presentan esta condición médica, es fundamental llevar una dieta rica en fibra y baja en grasas. Pues el exceso de grasa es precisamente de lo que están hechas las placas que obstruyen los vasos sanguíneos, es por esto que se recomienda bajar de peso.

Los alimentos o productos que contengan Vitamina C y E, son clave para aumentar la circulación. Beber mucho agua y líquidos saludables como los zumos de fruta sobretodo la patilla, son opciones que ayudan a mejorar el flujo de la sangre en el cuerpo.


Ejercicios
Los ejercicios siempre son buenos para nuestra salud y nuestro estilo de vida. En el caso de una mala circulación sanguínea, se recomienda el uso de herramientas que se puedan manipular con las manos. Otros ejercicios que nos mantengan activos, tales como caminar o subir escaleras, son fundamentales para mantener el calor del cuerpo y evitar los calambres o entumecimientos. Si no se tiene ningún objeto para manipular, se recomienda entonces frotar las manos y sacudirlas para despertarlas y liberarlas de la tensión.


Remedios caseros para la mala circulación
Existe también, una serie de remedios naturales que podemos aplicar en nuestros hogares. Uno de estos remedios es la realización de masajes en las manos con aceites naturales y esenciales como el aceite de romero, de almendras y lavanda. Estos masajes deben hacerse antes de acostarse a dormir.

Otro remedio natural es el consumo de hierbas naturales. El té de jengibre es una buena solución para aliviar los calambres. Se recomienda también tomarGinkgo Biloba, pues este remedio aumenta el flujo de la sangre.

El uso de ropa apretada puede empeorar la circulación de todo el cuerpo. Es por eso que se sugiere usar ropa holgada y mantener las manos libres de accesorios que las aprieten. Adicionalmente, se sugiere mantener las manos abrigadas pues el frío provoca calambres y dolor en las manos.



Postura
Se recomienda mantener constantemente una buena postura del cuerpo y la columna. Esto es para que la sangre fluya libremente sin interrupciones o dificultades. Colocar las manos de forma correcta es la mejor opción para evitar el adormecimiento mientras se duerme.
Recuerda…
Las manos son extremidades fundamentales de nuestro cuerpo. Es muy importante cuidarlas y evitar esta condición médica de la que sufren muchas personas. Para esto se recuerda acudir al médico para una revisión correspondiente y adecuada. Además, optar por remedios caseros que nos ayuden a contrarrestar esto, es siempre mejor que elegir una cantidad de medicamentos que conlleven a efectos secundarios indeseables.