miércoles, 6 de mayo de 2015

Los zapatos que debe dejar de usar y sus razones.

La mayoría de las mujeres sabemos que utilizar zapatos muy altos y a menudo resulta bastante incómodo, provocando que los pies sufran las consecuencias, pero a pesar de esta incomodidad los usamos a diario.

Está totalmente comprobado que el uso frecuente de zapatos de tacón de más de tres centímetros de alto y cuya punta es muy estrecha son perjudiciales para la salud de los pies, ya que pueden provocar la aparición de juanetes, una deformidad permanente de los huesos del pie, que además es muy dolorosa.

Estos estudios fueron realizados por investigadores de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, en colaboración con la Clínica CEMTRO y lo han presentado en el Congreso Mundial de Podología que fue celebrado en Roma, Italia.

El doctor Rubén Sánchez Gomez, quien es el autor del estudio y además miembro del servicio de podología de esta reconocida clínica madrileña, dice que hasta ahora se sabía que los zapatos de punta demasiado estrechas podían ocasionar graves deformidades en los huesos de los pies cuando son utilizados con mucha frecuencia, pero no se había descubierto que los tacones de regular altura fueran los causantes de los juanetes.

¿Cómo se llegó a esta determinación?
Para llegar a esta conclusión fueron sometidas a estudio unas ochenta mujeres aproximadamente, de las cuales ninguna había sufrido ninguna deformidad en los pies antes de realizar el estudio. Algunas fueron estudiadas con tacón alto y las demás sin tacón, a ninguna se le probaron zapatos de punta estrecha.

Mediante el estudio se pudo observar que a las mujeres que se le aumentó la altura de los tacones, los dos huesos que se desviaban eran en la falange próxima al del hallux y en el primer metatarsiano.

Las mujeres que se sometieron a este estudio luego de quitarse los zapatos de tacón alto, el dedo volvió a la normalidad, quedando totalmente demostrado que aquellas mujeres que usan tacones de más de tres centímetros de altura y de manera frecuente puede ocasionar una desviación de los huesos que a largo plazo se convertirá en una deformidad permanente.


¿Qué sucede con las mujeres que usaron a lo largo de su vida este calzado?
Casi un sesenta por ciento de las mujeres mayores de cincuenta años están sufriendo de frecuentes y fuertes dolores en los pies producidos por los juanetes, una deformidad que puede llegar a afectar la correcta movilidad, provocando además graves problemas lumbares, perdiendo en gran medida la calidad de vida que en la mayoría de los casos provoca inseguridad y muchas veces puede llegar a causar depresión.


Publicaciones pinteres y twitter: http://www.consejosdesalud.info/2015/03/que-es-mejor-beber-jugo-de-naranja-o.html

¿Qué sucede en el pie?
La parte delantera de los pies tienen la función de soportar hasta el 57 por ciento del peso del cuerpo. Con unos tacones de cuatro centímetros de altura, este porcentaje se aumenta considerablemente, llegando a subir hasta un 75% cuando los tacones son aumentados dos centímetros aproximadamente. Con el aumento en la carga del antepie también suelen aparecer durezas en la parte del centro de los pies, que son muy dolorosas y provocan incapacidad para moverse con libertad.

Con el fin de prevenir estas dolorosas deformidades, se recomienda descartar el uso de los zapatos de punta estrecha, puesto que estos no tienen la capacidad para que los dedos estén cómodos y tienen que permanecer muy apretados, provocando dolor y obligando al dedo gordo del pie a desviarse.

Cuando la deformidad de los huesos del pie ya se ha producido no hay manera de remediarlo, solamente se puede acudir a tratamientos que calmen el dolor, puesto que la desviación y la perdida de la movilidad no se pueden recuperar con ningún tratamiento médico, aunque en ciertos casos se recurre a cirugías que alivian un poco este malestar.

Podemos llegar a la conclusión de que es mejor no utilizar esta clase de calzado, que si bien es cierto que nos hace ver muy estilizadas y elegantes, también hay que ser conscientes de que nos pueden provocar grandes problemas, afectando la salud de nuestros pies.