jueves, 21 de mayo de 2015

Prepara esta agua alcalina y previene el cáncer y asi cuidar tu salud.

La acidez y la alcalinidad se miden de acuerdo con el valor de pH. El agua de lluvia pura tiene un pH de 7 y se considera que es neutral. Cada valor de pH por debajo de 7 es ácido, y los valores por encima de siete se consideran alcalina.

Sin embargo, cuando se trata del pH del cuerpo humano, no podemos hablar de un pH de todo el cuerpo. Por ejemplo, la piel humana tiene un pH de aproximadamente 5,5 (ligeramente ácido).

Por otra parte, el pH de la saliva varía desde 6,5 hasta 7,4 (varía en ambos lados de la neutral). El tracto digestivo tiene un pH que oscila entre 1,5 y 7,0, dependiendo de la etapa de la digestión.

Cuando se está sano, el pH de la sangre varía desde 7,35 hasta 7,45 (ligeramente alcalino). Tu cuerpo mantiene el equilibrio en su mayoría a través de los riñones y los pulmones. Sin embargo, el desequilibrio crónico reduce la fuerza de tu cuerpo.

¿Por qué el agua alcalina?
Nuestros cuerpos se basan principalmente en el agua, y el pH afecta nuestra salud y, finalmente, cualquier enfermedad determinada.

La importancia de beber agua alcalina en los tiempos modernos
Nuestros cuerpos son demasiado ácidos, como resultado de nuestra típica dieta “moderna” que consiste principalmente en alimentos procesados, incluyendo la sal, el azúcar, la cafeína y el alcohol. Un ambiente demasiado ácido en el cuerpo muestra ciertos signos, tales como fatiga, dolor de cabeza, dolor abdominal, y un sistema inmunológico débil.

Si el ambiente en nuestro cuerpo se vuelve demasiado ácido o alcalino, nuestras células sanas pueden llegar a ser tóxicas, colapsar y finalmente morir. Este desequilibrio de pH corroe los tejidos corporales.

Si estas condiciones demasiado ácidas continúan, el organismo comienza a construir exceso de sustancias ácidas en algunas partes del cuerpo en un intento de llegar a ser más alcalino. Como se ha señalado, la acidez aumenta en algunas zonas y algunas células mueren, pero otros pueden seguir viviendo y / o para ajustar o convertirse en malignas.

Las células muertas alrededor de ellas contribuyen al ciclo convirtiéndose en ácidas. Las células malignas crecen indefinidamente sin ningún orden, y con el tiempo se pueden extender a otras partes del cuerpo, también conocido como metástasis.

Las células de cáncer no puede vivir en agua alcalina

El agua alcalina es muy eficaz. El sistema de vigilancia en nuestro organismo es responsable del equilibrio del pH, y elimina cualquiera de los restos ácidos fuertes que hayan quedado sin dañar las células sanas.

Sin embargo, si la carga se vuelve demasiado “pesada”, el resultado puede ser perjudicial para tu salud. La hidratación corporal es una razón más por la que debes elegir el agua alcalina. Tu sistema absorbe fácilmente el agua alcalina, e hidrata el cuerpo aún más, lo que conduce a una mejora en la salud general y el bienestar.

Recuerda, tu cerebro es 90% agua, elige protegerlo como el resto de tu cuerpo, feliz y libre de cáncer.

Aquí está una receta para preparar ‘agua alcalina’ para mantener tu cuerpo bien hidratado con esta agua diariamente.


El agua es alcalina cuando su valor pH se ajusta de modo que es de 8 o 9, lo que significa que es una base.
Un organismo acidificado crónicamente, es propenso a desarrollar enfermedades degenerativas como: obesidad, diabetes, úlceras gástricas y duodenales, artritis, hernias y problemas cardiovasculares. Por lo mismo, la primer estrategia curativa es alcalinizarlo. Esta alcalinización se lleva a cabo con la ingesta en dosis altas de cítricos.


Publicaciones pinteres y twitter: http://www.consejosdesalud.info/2015/03/que-es-mejor-beber-jugo-de-naranja-o.html

El ácido cítrico encontrado en todas las frutas que son cítricas y sus jugos, juegan un papel importante en el proceso alcalinizante del pH. Estas frutas no acidifican como comúnmente se cree. Esto es debido porque al descomponerse el ácido cítrico en agua y anhídro carbónico, este último pasa al torrente sanguíneo y se mezcla con otras sustancias alcalinas, también en suspensión en el flujo sanguíneo, como son el calcio, el magnesio, el potasio, el sodio, dando como resultado la formación de los carbonatos, que son sales muy alcalinas.

La sal del himalaya también tiene un papel importante en el equilibrio alcalino en el cuerpo, además elimina metales pesados en el cuerpo como el mercurio, el plomo, el arsénico, la amalgama o depósitos calcáreos.

Ingredientes:
67 oz / 2 litros de agua limpia y filtrada
1 limón orgánico, lavado, cortado en octavos (o rebanadas)
1 cucharadita de sal de Himalaya (disponible en dietéticas y tiendas de alimentos saludables)

Preparación:
1. Llena una jarra, y agregar las rodajas de limón (no apretar el limón)
2. A continuación, agrega una cucharadita de sal del Himalaya, tapar y dejar reposar durante la noche (de 8 a 12 horas) a temperatura ambiente.
3. Cuando te levantes bebe 2 vasos de agua antes de comer o beber cualquier cosa para lograr un equilibrio alcalino perfecto en tu cuerpo.