jueves, 14 de mayo de 2015

Tratamientos anticelulíticos fáciles de hacer en casa.

No te resignes a tener celulitis, pues se puede quitar. No tienes que gastar sumas excesivas en productos caros que vaciarán tu bolsillo. No, eso no es necesario, ya que existen muchos remedios naturales que te pueden ayudar en tu empeño de mejorar tu apariencia física.

A continuación vamos a explicarte todo lo que necesitas para preparar remedios caseros que te ayudarán a combatir la celulitis. Es necesario que recuerdes algo muy importante: Un requisito indispensable para que logres la mayor eficiencia en la utilización de estos productos naturales es que lleves a cabo una correcta exfoliación de tu piel antes de aplicarlos.

Hacer masajes exfoliantes frecuentemente en la zona afectada por la celulitis ayuda a que la grasa acumulada bajo tu piel se mueva y, con ella, todas las sustancias tóxicas que están en esa área. De este modo pasan a la sangre, para que el cuerpo las pueda eliminar correctamente.

Conclusión: Los remedios caseros para combatir la celulitis se deben complementar siempre con masajes exfoliantes.

Primer paso: la exfoliación
Sencillo. Toma un poco de aceite de oliva o girasol y aplícalo por todo tu cuerpo. Déjalo actuar durante 15 minutos y luego toma una ducha, preferiblemente con el agua lo más caliente que puedas soportar (si tienes problemas de várices, entonces utiliza solo agua tibia). Después, lava bien con un jabón neutro y una esponja vegetal o cepillo de cerdas naturales toda la zona afectada por la celulitis.

Con este tratamiento exfoliante podrás eliminar todas las células muertas de la piel y podrás abrir mejor los poros. De esta forma, los remedios que utilices contra la celulitis podrán penetrar mejor en tu cuerpo. Recuerda que, siempre que exfolies la piel, debes humectarla al terminar, preferiblemente con aceites regeneradores como el de oliva o de mosqueta.

Segundo paso (opción 1): limón y aceite de oliva
Pela varios limones, coloca las cáscaras en un frasco y cúbrelas con el aceite de oliva. Cierra el frasco y déjalo macerar en un lugar frío y oscuro durante una semana (el frasco donde guardes esta mezcla debe estar previamente esterilizado para evitar que la preparación que acabas de hacer se contamine con restos de otras sustancias).

Pasada la semana puedes abrir el frasco, colar la preparación y diluirla en aceite de oliva, siempre teniendo en cuenta que las cantidades sean similares.

Recuerda que el limón se debe diluir porque tiene fuertes propiedades astringentes, es muy cáustico y podría afectar tu piel. Además, debes usarlo por la noche, porque los aceites cítricos son fotosensibilizantes y te pueden provocar quemaduras en la piel si luego de utilizarlo te expones directamente a la luz solar.


Publicaciones pinteres y twitter: http://www.consejosdesalud.info/2015/03/que-es-mejor-beber-jugo-de-naranja-o.html


Segundo paso (opción 2): Semillas de aguacate
Otro macerado que puedes utilizar es el de aguacate. Para su preparación corta cuatro semillas grandes de aguacate en pequeños pedazos. Ten presente que cuanto más pequeñas sean, mejor. Recuerda que las semillas de aguacate son duras y debes cortarlas en pedazos bien pequeños para no romper la máquina procesadora. En caso de que no tengas este equipo en casa, puedes utilizar un rallador.

A continuación, coloca las semillas trituradas en un frasco y agrega poco a poco el aceite de oliva, almendras o de girasol, el que prefieras y tengas más a mano. Tapa la preparación y déjala reposar durante tres días en un lugar que sea preferentemente oscuro y fresco. Cuando haya pasado este tiempo, lo sacas de donde lo has estado guardando y lo colocas en el refrigerador para evitar que salga moho.

Tercer paso
El paso final es aplicar estas preparaciones sobre la piel durante unos minutos y repetir este tratamiento con frecuencia, al menos una vez por semana.

Con estos dos remedios que hemos compartido contigo ya tienes en tus manos una información muy valiosa que te ayudará a mejorar en gran medida la apariencia actual que tiene tu cuerpo. La celulitis se puede combatir de esta forma, solo necesitas dar el primer paso hoy.