miércoles, 10 de junio de 2015

10 consejos para prevenir la insuficiencia cardiaca. ¡Tu salud es primero!

Las enfermedades cardiovasculares cobran anualmente 17.5 millones de vidas en el mundo. En México, cada año mueren alrededor de 87 mil personas a causa de alguna enfermedad del corazón.

De acuerdo con investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), los dos padecimientos más comunes en nuestro país son la hipertrofia y la insuficiencia cardiaca.
¿Qué es la insuficiencia cardiaca?

Este padecimiento está relacionado con el hecho de que el corazón tiene menos capacidad de la que debería para bombear sangre.

Como consecuencia la persona con insuficiencia cardiaca puede tener dificultad para realizar alguna actividad física (como caminar o subir escaleras) o sentir que le falta el aliento.
                                      
¿Qué podemos hacer?
Para empezar, el paciente y su familia tienen que hacer cambios en su forma de vida y en sus hábitos con objeto de mantener la salud y retrasar el progreso de la enfermedad:

  • Cocinar sin sal y sin grasas. Evitar las comidas demasiado pesadas.
  • Evitar el alcohol. Tampoco son recomendables las bebidas excitantes como café, té y bebidas de cola
  • No fumar. El tabaco es un veneno para su salud, estropea las arterias del cuerpo, especialmente las del corazón. Generalmente no resulta fácil dejarlo, pero el médico puede proporcionar ayuda.
  • Vigilar el peso. Comprar una báscula precisa y usarla todos los días al despertar, anotando los resultados en un cuaderno.
  • Cumplir estrictamente las indicaciones del médico sobre el tratamiento.
  • Realizar ejercicio físico, si la situación del enfermo lo permite.
  • Evitar estar en contacto con personas que tienen resfriados y vacunarseregularmente contra la gripe.
  • Planificar la actividad laboral de tal manera que las tareas y obligaciones no le agobien en exceso.
  • En los momentos de reposo, intentar relajarse y disfrutar del silencio. Es probable que la insuficiencia cardiaca no le ocasione ningún tipo de limitación en sus etapas iniciales, pero después, su vida puede estar muy limitada.
  • Piense que los cambios en las rutinas de la vida diaria pueden ser positivos e interesantes.

Recuerda que realizar actividades físicas y deportivas, aunadas a una dieta equilibrada y reducida en sodio y grasa, permitirán que tu corazón y arterias estén sanos.