lunes, 22 de junio de 2015

11 beneficios de los higos, contra la diabetes, anemia, inflamación y otros beneficios que desconocías.

El higo es una de las frutas más ricas en nutrientes y beneficios para la salud, aunque se destaca principalmente por su aporte de fibra, componente necesario para mantener la buena digestión y la salud cardíaca. También contiene una cantidad importante de antioxidantes que ayudan a frenar la acción de los radicales libres, previniendo el envejecimiento prematuro y diferentes tipos de enfermedades.

Por otro lado, su alto contenido de polifenoles, hierro, potasio, calcio, vitamina C y proteínas, además de su bajo nivel de calorías, hacen de este fruto un alimento ideal para incluir frecuentemente en la dieta con el fin de aprovechar sus increíbles beneficios para la salud. ¿Quieres más razones para incluir más higos en tu dieta? ¡Continúa leyendo!

Ayuda a reducir la presión arterial alta
Los higos están recomendados para controlar los niveles de presión arterial alta y reducir el riesgo cardiovascular gracias a su alto contenido de potasio.

El consumo excesivo de sal es una de las principales causas de presión arterial alta y los higos pueden ayudar a crear un equilibrio para evitar que esta se incremente.

Ver también:
4 formas de usar el ajo para tratar la hipertensión
Combate la obesidad

Una de las mayores ventajas de los higos es que ayudan a reemplazar los postres y los antojos sin hacer demasiado esfuerzo, ya que contienen azúcares naturales que permiten calmar el deseo de dulce. Además, contienen fibra que facilita el proceso de digestión y también contribuye a la pérdida de peso. Una buena opción es incluirlos en el desayuno, especialmente en batidos.


Incrementa los niveles de energía
Las frutas que contienen azúcares naturales ayudan a incrementar los niveles de energía y mejoran el estado de ánimo. Los higos son una buena fuente de azúcares naturales y pueden dar ese impulso para empezar el día de la mejor manera posible.
Su alto contenido de antioxidantes, vitaminas y minerales lo convierten en un alimento capaz de combatir la acción de los radicales libres y prevenir el cáncer. De acuerdo con investigaciones recientes, el consumo de higos podría ayudar a reducir el riesgo de padecer cáncer de mama y de colon.

Controla los niveles de colesterol

Los higos contienen cantidades importantes de fibras solubles que son fácilmente absorbidas por el cuerpo. La más importante es la pectina, que contribuye a reducir los niveles de colesterol malo (LDL) en la sangre.

Protege contra la degeneración macular
El consumo regular de higos previene la degeneración macular. Comer, por lo menos, de 2 a 3 porciones de higos al día puede reducir y combatir significativamente este problema que afecta especialmente a los adultos mayores de 60 años.
Reduce el riesgo de problemas cardiovasculares

Los higos contienen cantidades importantes de omega 3 y 6 que, junto con el potasio, permiten combatir diferentes problemas de salud relacionados con el sistema cardiovascular, como es el caso de la hipertensión arterial, riesgo de ataque cardíaco o problemas coronarios, entre otros.
Ayuda a prevenir la diabetes
A pesar de ser un alimento que contiene azúcares naturales, un reciente estudió demostró que las personas que consumen higos con regularidad tienden a tener niveles de azúcar en la sangre más controlados en comparación con quienes no los consumen.

En general, este fruto, junto con sus hojas, reduce la necesidad de insulina, razón por la cual se recomienda para personas con diabetes.

Actúa como un laxante natural
Como ocurre con otras frutas, los higos ayudan a promover la buena digestión gracias a su contenido de fibra y suave efecto laxante. Además, las semillas naturales que contienen promueven la eliminación de toxinas acumuladas en el cuerpo.


Previene la anemia
Por su aporte de hierro, los higos se han popularizado como un buen alimento para prevenir y reducir la anemia. El color profundo del fruto se debe en gran parte a su contenido de hierro, componente que es esencial en el tratamiento de esta enfermedad.

Reduce la inflamación
El higo también tiene propiedades antiinflamatorias que reducen dolores e inflamaciones en diferentes áreas del cuerpo. De igual manera podría ayudar a tratar las úlceras estomacales y, aplicado tópicamente, puede reducir inflamaciones cutáneas.