martes, 9 de junio de 2015

5 hábitos que causan cáncer de garganta y boca. ¡Cuidate!

El cáncer de garganta, incluyendo los tipos de cáncer oral, orofaríngeo, labios, esófago y laringe, son dos veces más comunes en los hombres que en las mujeres, debido en gran medida a que ellos han sido históricamente más propensos al consumo de tabaco y de bebidas alcohólicas, así como de otros hábitos que se suman como factores de riesgo para desarrollarlo.

De acuerdo con la American Cancer Society, el cáncer de garganta suele tener un periodo mínimo de 6 años para su desarrollo, por lo que no suele ser tan común entre jóvenes, no obstante, debido al deterioro de los hábitos de alimentación, al consumo de tabaco, alcohol y prácticas sexuales de riesgo, cada vez más se presenta en edades más tempranas.

Hábitos y cáncer de garganta

Por lo anterior, es importante conocer cuáles son los factores que ayudan a elevar el riesgo de cáncer de garganta, de manera especial aquellos de los que se habla o conoce poco:

1. Sexo oral. Debido al riesgo de contagio por vía sexual, particularmente oral, de algunas formas delvirus del papiloma humano (VPH), son causa importante de algunos cánceres de garganta, incluyendo los cánceres de hipofaringe, según investigaciones de la American Cancer Society (ACS).

2. Trabajar al aire libre. La luz del sol es la principal fuente de luz ultravioleta (UV) para la mayoría de las personas. El cáncer de labios es más común en las personas que trabajan al aire libre, donde tienen una exposición prolongada a la luz solar.

3. Dentadura postiza. Se ha sugerido que la irritación a largo plazo del revestimiento de la boca causada por las dentaduras postizas mal adaptadas, constituye un factor de riesgo para el cáncer oral. No obstante, muchos estudios no han descubierto en general un mayor riesgo en las personas que usan dentaduras postizas, según especialistas del ACS.


4. Enjuague bucal. Algunos estudios sugieren que aquellos con alto contenido de alcohol podrían estar relacionados con un mayor riesgo del cáncer oral y orofaríngeo, y aunque aún no existen suficientes resultados contundentes, se piensa que el riesgo es más latente en quienes consumen alcohol y tabaco.

5. Usar cinturón apretado. De manera particular en quienes tienen sobrepeso, usar esta prenda apretada ejerce presión sobre la válvula entre el estómago y el esófago, lo hace que el ácido del estómago se escape hacia arriba en el esófago. El reflujo ácido está relacionado con el cáncer, ya que puede dañar las células en el esófago causando que cambien a cancerígenas, según investigadores de las Universidades de Glasgow y Strathclyde.

El tener un factor de riesgo, o incluso varios, no significa que una persona desarrollará el cáncer de garganta, sin embargo, siempre será mayor el riesgo para éste y algunos otros tipos, por ello se recomienda mejorar los hábitos de vida.