martes, 16 de junio de 2015

¿Alopecia que es? ¿como combatirla con albahaca?

En otoño y primavera el cabello se suele caer en más cantidad pero, en algunos casos, hay otros motivos de salud que pueden favorecer la alopecia.

En este artículo te explicamos cómo puedes hacer un sencillo remedio casero con infusión de albahaca para conseguir un cabello más fuerte y grueso y evitar la caída.

¿Por qué sufrimos alopecia?
Es muy habitual que el cabello se caiga un poco más en las estaciones de otoño y primavera y forma parte de la regeneración natural del organismo ya que, al cabo de unas semanas, el cabello vuelve a estar como siempre.

No obstante, en algunos casos, estos periodos pueden alargarse hasta el punto de que empezamos a notar una pérdida importante de la densidad capilar. Es entonces cuando debemos averiguar cuál es la causa para realizar el tratamiento adecuado.

Las más frecuentes son las siguientes:
  • Déficits nutricionales.
  • Trastornos hormonales.
  • Enfermedades del riñón.
  • Hipotiroidismo.
  • Estrés.
Exposición continuada a químicos agresivos con nuestro cuero cabelludo.
Predisposición genética.

El remedio natural que proponemos a continuación es adecuado para realizarlo paralelamente a un tratamiento personalizado o incluso para reducir la caída de cabello en las estaciones de entretiempo.

La albahaca
Esta planta es muy usada en la cocina mediterránea para aromatizar todo tipo de platos: ensaladas, pastas, arroces, cremas y salsas, etc. En la medicina natural se la conoce por sus propiedades digestivas y reguladoras del sistema nervioso.
                        
¿Cómo preparamos la loción?
Esta loción para el cabello es muy sencilla de preparar. Únicamente necesitaremos dos ingredientes:
150 gramos de hojas de albahaca fresca.

1 litro de agua.

¿Cómo la elaboramos?
  • Pondremos el agua y la albahaca a hervir durante veinte minutos.
  • Aplastaremos bien las hojas para que desprendan los principios activos de la planta.
  • Si no conseguimos hojas frescas, usaremos hojas secas, en cuyo caso solo tendrán que hervir cinco minutos y reposar otros diez.
  • Colaremos el líquido y lo conservaremos en un frasco de cristal en la nevera.

Esta cantidad nos servirá aproximadamente para cuatro aplicaciones de 200 ml (1 vaso) cada una.
¿Cómo la aplicamos?
  • Esta loción debe aplicarse después del lavado normal del cabello a modo de enjuague. La podemos aplicar con un vaso o bien con un recipiente con spray.
  • Después ya no aclararemos el cabello, sino que realizaremos un suave masaje del cuero cabelludo mientras se seca.
  • Este masaje debe ser lento. Haremos círculos apretando ligeramente el cuero cabelludo, de modo que notemos que lo estamos moviendo.
  • Este sencillo masaje mejorará la absorción de las propiedades de la albahaca y activará el riego sanguíneo, por lo que seguramente notaremos al momento una agradable sensación en la cabeza.
  • En poco tiempo podremos comprobar como el cabello está más fuerte y la caída se va reduciendo progresivamente.
Suplementos contra la alopecia
Todo tratamiento natural debe enfocarse interna y externamente, y el de la alopecia no puede ser menos. Además de ponernos en manos de un especialista para averiguar la causa del problema, también podemos tomar algún suplemento natural que nos ayude a fortalecer el cabello y minimizar la caída.
  • Levadura de cerveza: Excelente suplemento para la piel, el cabello y las uñas. Nos ayuda a fortalecer el pelo y a evitar su caída.
  • Maca: Esta raíz andina mejora la salud capilar a la vez que regula los trastornos hormonales de manera natural.
  • Aceite de lino: Rico en ácidos grasos, este aceite aporta brillo y nutrición a nuestro pelo. Ideal para cuando se sufre alopecia y sequedad.


    Cuidados generales

    Las personas que tienen tendencia a los problemas capilares como seborrea, cabello quebradizo, sequedad, caspa o alopecia deberían prestar especial atención a todos los productos que usan, empezando por los champús y acondicionadores. Estos productos suelen ser demasiado agresivos para el cabello, debido a los productos químicos que contienen.

    Estos componentes ofrecen un aspecto radiante justo después de su uso pero, al día siguiente, el cabello suele estar igual o peor y, a la larga, se va debilitando y cayendo con más facilidad.

    Además de evitar los champús convencionales también deberían limitar o prescindir de los tratamientos de peluquería como los tintes o los peinados permanentes, al menos, durante las etapas que el cabello está regenerándose.

    Sí que podemos optar de vez en cuando por algún tratamiento más natural, a base de productos como la queratina, que nos ayuden a fortalecer el cabello y a darle volumen.