martes, 2 de junio de 2015

Combate la retención de líquidos en un mes.

Muchas veces creemos que hemos ganado unos kilos de más pero en realidad el problema es que estamos reteniendo líquidos. Tal vez hemos abusado de los alimentos salados, tenemos el riñón sobrecargado, tenemos algún desequilibrio hormonal o no estamos drenando correctamente. Por ello te presentamos un plan sencillo y natural para que elimines todo ese líquido que te hace sentir pesada e hinchada.

Descubre en este artículo cómo conseguirlo en un mes, siguiendo estos consejos de alimentación y con la ayuda de algún suplemento natural.

Caldos de cebolla
El alimento que más nos va a beneficiar en esta cura de un mes va a ser la cebolla, que es un alimento medicinal usado desde la antigüedad por sus potentes efectos diuréticos pero también por ser antiinflamatorio, lo cual nos ayudará a mejorar el estado de un posible riñón inflamado. Sus efectos son suaves y no tiene contraindicaciones y, por ello, será nuestra aliada principal.

Cada día prepararemos un caldo de cebolla. Si queremos hacer más cantidad, nos evitaremos tener que hacerlo cada día.

El otro gran beneficio de este caldo es que para que sea sabroso lo salaremos con agua de mar, que actualmente se vende en dietéticas y algunos supermercados. El agua de mar no sólo no tiene los efectos dañinos de la sal común, sino que además tiene la propiedad de eliminar el exceso de líquidos. Por ello la podemos usar para salar muchos de nuestros platos.

Ingredientes:
  • 1 litro de agua.
  • 3 cebollas grandes.
  • 1 vaso de agua de mar.
Herviremos las cebollas y el agua durante al menos media hora. Lo podemos condimentar con un poco de jugo de limón.

¿Cómo lo tomamos?
Este caldo debemos irlo bebiendo a lo largo del día, pero siempre separado de las comidas. Lo más recomendable es tomarlo media horas antes de cada comida.

Las cebollas cocidas las podemos usar para elaborar cremas de verduras o salsas.

Un pomelo al día
El pomelo es un cítrico muy depurativo que beneficia tanto a nuestro riñón como a nuestro hígado, y por eso recomendamos consumir un pomelo al día durante los 30 días que durará esta cura.

Los mejores momentos son en ayunas, un rato antes del desayuno, o bien antes de acostarnos, separado de la cena.

Si su sabor nos resulta demasiado amargo podemos añadirle un poco de canela y miel de abeja.
                             
Suplementos naturales
Hay dos plantas medicinales que nos ayudarán a potenciar los efectos diuréticos de esta cura: el té verde y la cola de caballo.

Té verde: También nos ayudará a eliminar el exceso de grasas de nuestro organismo. Tiene efectos ligeramente estimulantes y se ha demostrado que tiene efectos anticancerígenos.

Cola de caballo:
Además de diurética también nos ayuda a desinflamar el riñón y a mejorar el estado de nuestro cabello, piel y uñas gracias a su contenido en silicio.

Podríamos tomarlas en infusión, pero si con el caldo de cebolla no nos sentimos capaces de tomar más líquido, también podemos tomarlas como suplemento, en forma de cápsulas, tintura o comprimidos.

Podemos elegir una u otra o bien alternarlas en los 30 días que durará nuestra dieta diurética.


Alimentos perjudiciales
Mientras seguimos este sencillo tratamiento también será importante evitar todos aquellos alimentos que perjudiquen a nuestros riñones y provoquen más retención de líquidos. Son los siguientes:
  • Sal común: podremos usar un poco de sal marina, pero evitaremos la sal común o sal de mesa.
  • Alimentos precocinados y fritos.
  • Alimentos enlatados.
  • Café y té.
  • Bebidas de cola.
Calor para el riñón
Como ya hemos dicho anteriormente, los órganos que más deberemos cuidar si tenemos retención de líquidos son los riñones. Estos órganos, que también están relacionados con nuestros niveles de energía, suelen sufrir especialmente en épocas de frío, y uno de sus síntomas más visibles es eldolor en la zona lumbar.

Tanto si sufrimos este dolor como si no, será una gran ayuda que cada noche nos apliquemos algo de calor local sobre esa zona, más o menos en el medio de la espalda. Podemos hacerlo con una bolsa de agua caliente o con una esterilla eléctrica, durante 15 o 30 minutos, antes de acostarnos.
Cuidado con los diuréticos

Recomendamos realizar esta cura natural antes de tomar medicamentos diuréticos, los cuales tienen efectos secundarios como exceso de sensibilidad o nerviosismo. En caso de tenerlos que tomar por prescripción médica, recomendamos también tomar alimentos ricos en potasio que contrarresten estos efectos, como por ejemplo:
  • Tomate
  • Caldos de verduras
  • Plátano