martes, 2 de junio de 2015

Jugo de ajo y sus beneficios curativos para tu salud.

Los beneficios medicinales que el ajo aporta a la salud se conocen alrededor del mundo y desde varios siglos atrás, ya que contiene una gran cantidad de sustancias que le ofrecen al organismo las herramientas indispensables para mantener su correcto funcionamiento de una manera completamente natural.

La mejor manera de aprovechar los beneficios del ajo es consumiendo el jugo crudo, ya que cuando se consume como condimento la mayor cantidad de sus propiedades se pierden al momento de la cocción. Entre los componentes del ajo podemos destacar las vitaminas A, B6, C y E, además minerales como el calcio, el cobre, el azufre, el manganeso, el hierro, el potasio, el selenio y el fósforo.


Usos medicinales del ajo
Entre los usos más destacados que se le dan al jugo de ajo, podemos encontrar que es de gran ayuda para tratar a las personas que sufren de constantes resfriados, asma y demás complicaciones del sistema respiratorio, ya que aumenta las defensas del organismo, haciéndolo mucho más resistente al ataque de muchos virus y bacterias que se encuentran en el ambiente.

El consumo frecuente del jugo de ajo ayuda a prevenir enfermedades del sistema circulatorio, siendo un medio bastante efectivo de mantener una salud cardiovascular efectiva, manteniendo la presión arterial en los niveles adecuados y aumentando el colesterol bueno, lo que evita que se acumulen cantidades exageradas de placa en las arterias. 

Además, reduce la posibilidad de que se formen coágulos en las arterias, lo que es muy útil para prevenir los derrames cerebrales que, en la mayoría de los casos, generan un daño irreversible.

En numerosos estudios se ha podido demostrar que, quienes consumen diariamente el jugo de ajo, tienen menor riesgo de desarrollar algunos tipos de cáncer, como por ejemplo de pulmón, de estómago y de colon. Se sabe, además, que sus poderosos componentes lo hacen un producto con excelentes propiedades anti-bacterianas, anti-virales, antifúngicas y anti-microbianas, por este motivo combate toda clase de infecciones.


¿Cómo tomar el jugo de ajo?
El jugo de ajo se puede tomar de la siguiente manera:
  • dos o tres zanahorias
  • dos dientes de ajo
  • una manzana
  • unas ramas de perejil
  • un pequeño trozo de jengibre
Todos estos ingredientes se colocan en una licuadora con dos vasos de agua, se licuan y luego se cuelan. Se debe tomar en ayunas todos los días.

Otro ejemplo de batido con ajo puede ser:
  • dos manzanas
  • un pimentón
  • un diente de ajo
Se prepara con un vaso de agua y se toma en ayunas.