martes, 16 de junio de 2015

Rejuvenece tu rostro con esta 5 frutas.

Mantener el rostro perfecto es la lucha diaria más frecuente, ya que con el pasar de los años el cuerpo y rostro van perdiendo su tonificación, por lo que se hace necesario tener presente varios cuidados con la piel para lograr mantenerla joven.

No sólo el pasar de los años envejecen al rostro, también influyen cosas como: la mala higiene, el uso excesivo de maquillaje, el uso de productos sin recomendación (que hacen que sufra y se envejezca), aparición de líneas de expresión, todo tipo de manchas y poros abiertos, entre otros detalles más; por esta razón, cuidarla es fundamental pues es la carta de presentación que se ofrece al mundo. Conoce a continuación los mejores productos naturales para mantener nuestro rostro joven.

Frutas
Las frutas contienen una alta cantidad de vitaminas, antioxidantes y minerales que no sólo resultan fundamentales para el cuerpo cuando son consumidas, sino que también aportan grandes beneficios a la hora de ser usadas como mascarillas sobre la piel. Conozcamos las mejores para este propósito.
Banano o plátano
Los dos son ricos en potasio y magnesio, además aportan muchas vitaminas al cuerpo que son esenciales para tener un sano desarrollo.Estos alimentos resultan muy efectivos en la práctica de deportes, pues si la persona se encuentra fatigada, con cansancio físico o intelectual, benefician el fortalecimiento y recuperación del cuerpo.

Respecto al consumo de banano para el rejuvenecimiento previo de la piel, se debe tener en cuenta que sus mayores aportaciones están en la cantidad máxima de vitamina que posee, como lo son la vitamina A B y E, cada una de estas actúa como antioxidante en el cuerpo.

Limón
El limón aporta en el proceso de restauración de la piel pues contiene altos porcentajes de vitamina C, además su alta producción está disponible todos los días del año en los diferentes mercados del mundo, haciendo de este uno de los tratamientos favoritos aparte de la versatilidad en combinaciones que ofrece.

El limón no sólo aporta vitamina C, este también puede ser aplicado directamente sobre la piel ayudando a eliminar espinillas, granos, puntos negros y demás imperfecciones que produce una piel grasa, este potente cítrico puede intervenir favorablemente. No es recomendado exponerse al sol durante el tratamiento, podría generar manchas por los rayos UV. Y, además, su aplicación no debe ser excesiva.
                 
              
La naranja
La naranja es uno de los cítricos que más aporta vitamina C al cuerpo, ayuda a mantener nuestro organismo sano y actúa sobre la piel manteniéndola lisa, también otorga antioxidantes básicos para mantenerla limpia y joven.

La naranja se ha convertido en uno de los productos de belleza más usados en los últimos tiempos cuando de rejuvenecer el rostro se trata,pues es conocida por su gran aporte de colágeno, el cual ayuda a mantener nuestra piel joven, siendo así demasiado importante para la cosmética con su aporte para obtener una tez más tersa.


La papaya
La papaya es una de las frutas que más antioxidantes posee en el mercado, su consumo nos ayuda notablemente a mejorar la digestión y así eliminar sustancias que ya no necesitamos, por lo que obtendremos de tal manera un cuerpo más sano.

Todos sus aportes tienen que ver con una sustancia que esta contiene llamada papaína, esta elimina las impurezas y células muertas del cuerpo, y a su vez recupera las dañadas; si es aplicada sobre la piel se obtienen enormes beneficios con la recuperación y eliminación de tejidos muertos.


El mango
Esta fruta es una de las favoritas, ya que por sus grandes aportes de vitamina A actúa directamente sobre la piel ayudándola a recuperar su elasticidad y a la desaparición de arrugas, convirtiéndose en un gran aliado de la salud y de quienes desean recuperar algunos años en su apariencia física.

¡No lo olvides!
Para mantener la piel sana también es necesario el consumo de agua en abundante cantidades, ya que esta hidrata la piel y la limpia de impurezas. Asimismo, lo ideal es acompañar todo esto con una buena alimentación junto al uso de protectores solares, los cuales nos ayudan a proteger y mejorar el aspecto del rostro. Todas las rutinas de belleza requieren de constancia para lograr grandes cambios, tiene que ser un proceso repetitivo y sin excusas pues sólo así se obtendrán buenos resultados.