domingo, 14 de junio de 2015

¿Sabes cuál es la diferencia entre hipotiroidismo e hipertiroidismo?

A menudo hemos oído hablar de estas dos patologías, pero a no ser que las padezcamos o tengamos a un familiar o conocido que las sufre, lo más probable es que no sepamos claramente cuáles son sus diferencias.

En este artículo te explicamos cuáles son los síntomas de cada enfermedad, así como sus posibles causas y algunos consejos de salud natural para mejorar tu calidad de vida.

¿Qué es la tiroides?
La tiroides es una glándula con forma de mariposa situada encima de la tráquea que tiene la función de regular el metabolismo del cuerpo y participar en la producción de hormonas, especialmente de la tiroxina y la triiodotironina.

La tiroides está controlada por el hipotálamo y por la hipófisis.

El hipertiroidismo
En el caso del hipertiroidismo, como indica el prefijo hiper-, hay unaexcesiva función de la glándula que provoca también una hipersecrección hormonal. Afecta aproximadamente a un 1% de la población, especialmente a mujeres de entre 30 y 40 años.

El signo más evidente es la aparición del bocio (tamaño aumentado de la tiroides) y los síntomas más habituales son la taquicardia, pérdida de peso, nerviosismo, temblores, insomnio y sudoración excesiva.

Causas del hipertiroidismo
  • Enfermedad de Graves
  • Consumo excesivo de alimentos con yodo o exposición directa al yodo.
  • Inflamación de la tiroides por infecciones virales, medicamentos o después del embarazo.
  • Tumores benignos de la glándula tiroidea o de la hipófisis.
  • Tumores de los testículos o de los ovarios.
  • Abuso de medicación con la hormona tiroidea
Tratamiento natural
Siempre deberemos seguir el tratamiento médico que nos prescriban, pero algunos alimentos también nos puedes ayudar a notar un mejor bienestar
  • Col
  • Brócoli
  • Rábano
  • Espinacas
  • Soja
  • Alubias
  • Melocotones

Otros consejos:
Además de incluir estos alimentos en la dieta también evitaremos los ricos en yodo, que son los que citamos como beneficiosos para el hipotiroidismo: huevos, perejil, pescado y marisco, almendras, albaricoques, etc.

Por otro lado, nos serán muy beneficiosas las infusiones de té verde, agripalma, melisa y menta de lobo.

También deberemos realizar ejercicio habitualmente para regular así el metabolismo y evitar lo máximo posible los estimulantes que empeorarían nuestro estado:
  • Alcohol
  • Café
  • Bebidas de cola
El hipotiroidismo
En cambio, el hipotiroidismo, que lo padece el 3% de la población, sobre todo mujeres de más de 50 años o en el postparto, es la disminución de los niveles de hormonas tiroideas en el plasma sanguíneo y da síntomas como el cansancio y el agotamiento o la debilidad muscular, la sensación de frío, aumento o disminución de peso inexplicable y depresión u otros desequilibrios emocionales.

También hay otros síntomas más sutiles que nos pueden ayudar a detectar esta enfermedad difícil de diagnosticar: tez pálida o amarillenta, retención de líquidos, pérdida de cabello, falta de los extremos exteriores de las cejas y piel muy seca.

Causas del hipotiroidismo
  • Diferentes tipos de tiroiditis
  • Después del parto (y generalmente después de haber sufrido también hipertiroidismo)
  • Defectos congénitos
  • Terapias de radiación en el cuello
  • Medicación antitiroidea
  • Tratamientos con litio
  • Carencia crónica de yodo

Tratamiento natural
Además de los tratamientos pertinentes, recomendamos consumir los siguientes alimentos para aumentar los niveles de yodo:
  • Perejil
  • Huevos
  • Albaricoques
  • Pescado azul
  • Plátanos
  • Almendras
  • Berros
  • Pepinos
  • Guisantes
  • Manzanas
  • Higos
  • Sal yodada o sal marina
  • Alimentos marinos y algas ricas en yodo como las algas kelp, fucus.
  • Pescados
  • Mariscos
  • Membrillo
Otros consejos:
Si nos cuesta tomar las algas, que recomendamos que sean ecológicas para que no contengan sustancias tóxicas, podemos optar por consumirlas en comprimidos. No sólo nos aportan yodo, sino también muchos otros minerales y aminoácidos esenciales muy beneficiosos para nuestro organismo.

Otra opción sería prepararnos nosotros mismos una sal con algas. Deberíamos moler sal marina y las algas que escojamos, mezclarlo todo y guardarlo bien cerrado. La sal actuará como conservante. Podremos usarlo de la misma manera que la sal normal a la hora de cocinar sopas, guisos, etc.

Y deberemos evitar los siguientes alimentos, ya que bloquean la absorción del yodo: col, col de Bruselas, coliflor, brécol, espinaca, repollo, brócoli, soja, melocotones, alubias y lima, así como los alimentos procesados, refinados y el agua del grifo.

Además podemos prepararnos infusiones de poleo y jengibre y cocinar los alimentos con pequeñas cantidades de cayena.