miércoles, 1 de julio de 2015

Los 10 Principales alimentos envasados que no debería comprar.

Los alimentos procesados pre envasados típicamente contienen sal procesada, aditivos, colorantes, MSG e ingredientes transgénicos o genéticamente modificados. Muchas compañías hoy en día aún siguen usando latas con Bisfenol-A (BPA por sus siglas en ingles) en el recubrimiento de la lata y envasados antiadherentes. Este químico plástico ha sido identificado como un potente disruptor endocrino, que imita o interfiere con sus hormonas y daña su sistema endocrino.

Diez alimentos que podría fácilmente reemplazar con alimentos enteros, son revisados, los cuales incluyen: sopa, caldo de pollo en cubos, frijoles enlatados, hummus, cereal, palomitas de microondas, agua embotellada, jugo de frutas y vegetales, yogurt y vegetales fermentados.


  • La sopa enlatada típicamente contiene grandes cantidades de sal procesada aditivos, MSG, e ingredientes transgénicos o genéticamente modificados. También muchas compañías todavía utilizan latas con Bisfenol-A (BPA por sus siglas en ingles) en el recubrimiento de la lata. Este plástico químico ha sido identificado como un potente "disruptor" endocrino. Hacer la sopa en casa es muy fácil de aprender y de esta manera usted sabe exactamente cuáles son los ingredientes.
  •  El caldo de pollo o res es incluso más fácil hacer que la sopa. En lugar de desechar la cascara de la papa, cascara de cebollas, tallos de berenjena y poro, congélelos y póngalos a hervir cuando tenga muchos.
  • Los frijoles saben mejor y son mejor para usted, si los compra secos y los prepare en casa. De la misma manera que la sopa, los frijoles en lata (así como también los vegetales enlatados) pueden estar contaminados con BPA derivado del revestimiento de la lata. También, son típicamente cocinados a temperaturas muy elevadas por un periodo de tiempo corto, esto no es lo mismo que si los cocinara por largo tiempo a bajas temperaturas.
  • El hummus lo puede hacer en tan solo minutos, usando garbanzo fresco. Además puede darle el sabor a su gusto.
  • Casi todos los cereales son una combinación de jarabe de maíz de alta fructosa y maíz transgénico o genéticamente modificado. Usted puede hacer una variedad más saludable como el Muesli en solo segundos y se sentirá bien al saber que no está consumiendo un tazón de azúcar en la mañana. Cuando son almacenados en un contenedor hermético, el muesli hecho en hecho en casa puede mantenerse fresco por meses sin necesidad de conservadores.
  • El ácido Perfluorooctanoico (PFOA por sus siglas en inglés) es utilizado en el recubrimiento de las bolsas de palomitas, el cual se puede filtrar en las palomitas al momento de ser calentado. El PFOAs ha sido vinculado con la infertilidad y otros problemas de salud. Es fácil hacer palomitas de maíz en casa, además tiene la opción de ponerles sal y otro sabor según su gusto. Puede usar la sabrosa y nutritiva sal rosa del Himalaya en lugar de los compuestos procesados. Utilice aceite de coco como una mejor opción.
  • Además de endulzantes y colorantes artificiales en los productos llamados aguas "mejoradas" estas pueden contener grandes cantidades de azúcar y jarabe de maíz de alta fructosa transgénica, agregando grandes problemas de salud causadas por el consumo excesivo de fructosa e ingredientes transgénicos. Además, también se genera mucha basura por el plástico… su mejor opción para tomar agua pura es instalar un filtro de alta calidad en su grifo, incluso en toda su casa.
  • Los jugos de fruta son peores que los jugos de vegetales y deberían ser evitados ya que es mucho mejor comer frutas enteras sin procesar. A pesar que las etiquetas dicen que su contenido es "100 por ciento jugo", es algo casi imposible cuando compra jugo comercial. No solo el sabor es cortesía de un químico de sabor y aroma profesional, el jugo de fruta es también muy alto en fructosa, ya sea que provenga de jarabe de maíz de alta fructosa añadido o de la fructosa natural de la fruta.
  • El kéfir o el yogurt tradicionalmente fermentado está lleno de bacteria saludable (probióticos). En tiempos antiguos, la conservación de los alimentos era lograda por medio de la lacto fermentación, un proceso que añade una multitud de microorganismos a los alimentos. Esto lo hace muy fácil de digerir, e incrementa la flora saludable en su tracto intestinal. Pero no espere encontrar algo así en su supermercado local. Los productos pasteurizados no le proveerán estos beneficios saludables, ya que el proceso de pasterización destruye la mayoría de las preciadas enzimas y otros nutrientes. Afortunadamente el kéfir o yogurt fermentado es fácil y barato de hacer en cada.
  • Los alimentos fermentados tienen una larga historia en casi todas las alimentaciones nativas, y siempre han sido muy apreciados por sus beneficios para la salud. El proceso de cultivo produce microbios beneficiosos que son muy importantes para la salud humana ya que ayudan a equilibrar la flora intestinal, lo que aumenta la inmunidad general. Los alimentos fermentados son también algunos de los mejores quelantes y agentes de desintoxicación que hay, lo que significa que pueden ayudar a su cuerpo a deshacerse de una gran variedad de toxinas, incluyendo metales pesados. Mientras que usted puede ser capaz de encontrar vegetales fermentados a la venta en su supermercado local, que es mucho mejor hacerlas en casa, lo cual es fácil y mucho menos costoso.