viernes, 17 de julio de 2015

¿Te duele la rodilla con frecuencia? Causas y remedios.

Gracias a la articulación de la rodilla podemos subir escaleras, andar, correr… posiblemente no exista un movimiento más básico que el de esta parte del cuerpo, de ahí que sea habitual padecer de vez en cuando algún dolor, alguna molestia. Inflamación, desgaste… las causas pueden ser varias. Te las explicamos y te ofrecemos sencillos consejos.
Padecer dolor en alguna de las dos rodillas puede suceder a cualquier edad. Una contusión, un problema en un ligamento o un principio de artritis pueden ser las causas más comunes. Lo que sí sabemos sin duda es que el dolor, puede llegar a ser paralizante y a afectar a nuestra calidad de vida. Prevenir su aparición mediante una vida activa y una correcta alimentación es imprescindible. Pero una vez aparece el dolor, podemos atenuar su incidencia mediante unos sencillos consejos. Veámoslo.

¿A qué se debe el dolor de rodilla?
Hemos de tener en cuenta que la rodilla es la articulación más grande del cuerpo. Con ella realizamos casi todos los movimientos del día, y para que disponga de esa flexibilidad, disponemos de unas complejas estructuras que siempre deben estar en buen estado: huesos, cartílagos, ligamentos, músculos y tendones. Analicemos pues a qué se puede deber el dolor en esta parte del cuerpo.

¿El dolor aparece tras un mal movimiento?
  • En ocasiones podemos dar un mal giro en la rodilla, un golpe o un movimiento en el cual, de pronto, sentimos un fuerte tirón, como un latigazo. Si has dado un giro inesperado es posible que tengas una lesión de menisco. El dolor en la rodilla aparece de forma difusa, y es a partir de las 24 horas cuando aparece en toda su intensidad.
  • Podemos también padecer alguna lesión por ligamentos. Si sientes dolor y no puedes poner la pierna en el suelo, es posible que tengas una lesión en alguno de los dos ligamentos que están dentro de la articulación de la rodilla, y que tardan mucho en cicatrizar.
  • La tendinitis y la bursitis de rodilla también es algo común en este tipo de lesiones, tras un mal movimiento o un golpe.Se produce por una inflamación de la bursa, que es un pequeño saco lleno de líquido que actúa como una almohadilla entre un hueso y los músculos o los tendones.
¿Aparece el dolor de rodilla sin que sepas cómo?
Artrosis: se debe a un desgaste del cartílago articular, los huesos se rozan entre sí y aparece el dolor en las tareas más sencillas, como por ejemplo, subir escaleras. El dolor en la rodilla afectada es muy intenso por las noches. Lamentablemente no existe cura para la artrosis, lo único que podemos hacer es paliar su incidencia mediante fármacos o remedios naturales

Artritis reumatoide: se trata de una enfermedad que afecta las articulaciones. Nos provoca cansancio, malestar, dolor e incluso fiebre. Pude a aparecer de pronto y luego desaparecer, y lo positivo de esta realidad es que puede tratarse a lo largo del tiempo. La medicación, e incluso la sustitución del propio cartílago de la rodilla, puede restaurar su funcionamiento. Pero será siempre nuestro médico quien nos de la mejor solución de acuerdo a nuestro caso.

Remedios para paliar el dolor de rodilla


Aceites vegetales
El aceite de oliva es un buen recurso para aliviar el dolor. Posee propiedades antiinflamatorias y además, logra estimular la circulación. Podemos aplicar un masaje suave dos veces al día mediante dos cucharadas de aceite de oliva, más tarde aplícate unas gasas alrededor de la rodilla.

Bolsa de hielo
Es un modo efectivo de rebajar la inflamación y aliviar el dolor. Basta con coger una bolsa de cubitos de hielo y aplicarlo 20 minutos en la rodilla (nunca más o nos haremos daño en la piel).


Remedio con harina de trigo y cúrcuma
Podemos hacer una pasta antiinflamatoria a base de leche, harina de trigo, aceite de ricino y polvo de cúrcuma. Puedes coger medio vaso de agua caliente, poner tres cucharadas de harina de trigo, una cucharada de aceite y un pellizco de cúrcuma. Intenta que la mezcla quede consistente y pastosa para poder aplicarla sobre la rodilla, cuando esté tibia. Este remedio te ofrecerá un gran alivio.

Antiinflamatorios naturalesExisten alimentos que nos van a permitir reducir las inflamaciones de nuestra rodilla. Si sigues una dieta variada donde incluyas estos complementos, encontrarás mucha ayuda. Es necesario que tu nutrición tenga un buen aporte de Omega 3 (presente en salmón, arenque, sardinas…), semillas de chía, la linaza, el brócoli, arándanos, bayas de Goji, la cúrcuma, la piña, el té verde…

Otras recomendaciones para la salud de tus rodillas
  • Evita coger mucho peso, nuestras rodillas se resienten en caso de obesidad.
  • La natación es un tipo de deporte muy adecuado para dar resistencia a nuestras rodillas.
  • Si sufres de artrosis de rodilla, evita realizar ejercicios muy pesados, tales como salir a correr o ir mucho tiempo en bicicleta. En las fases agudas de dolor, es mejor mantener reposo.
  • Los medicamentos antiinflamatorios suelen tener muchos efectos secundarios, en caso de que debas recurrir a los fármacos, siempre será mejor un paracetamol.