viernes, 21 de agosto de 2015

Mito o verdad: La cura del VIH (sida) esta en una abeja. Veamos...

El mundo entero está de enhorabuena: un grupo de científicos e investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington ha podido comprobar que existe un veneno que es capaz de matar el virus VIH. En este nuevo estudio encontraron una toxina llamada melitina, que puede destruir el virus sin dañar las células circundantes.

El estudio se ha publicado en la revista Antiviral Therapy y explica que esa potente toxina puede hacer agujeros en la envoltura que protege el VIH. Así, además de acabar con el virus, los científicos descubrieron que la melitina también puede atacar a las células tumorales.

A lo largo de su investigación, los científicos dieron un paso más y añadieron una protección sobre la superficie de las nanopartículas que contiene la melitina. Cuando estas nanopartículas entran en contacto con las células normales no dañadas, esas particulares simplemente rebotan. Sin embargo, cuando topan con el virus, destruyen su capa protectora y lo eliminan completamente.

Esta toxina supone una clara ventaja respecto a los medicamentos tradicionales contra este virus. Estos inhiben la capacidad del virus de replicarse, pero, a día de hoy, no pueden hacer nada para detener la infección inicial. Por tanto, algunas cepas del virus evolucionan y encuentran maneras de evitar esos medicamentos y acaban reproduciéndose.

Este hallazgo tan importante puede ayudar al desarrollo de un gel o un tratamiento intravenoso para poder ayudar a las personas infectadas de VIH. La toxina melitina puede encontrarse en un veneno producido por las abejas. Así que estos insectos pueden tener la clave para la cura del sida.
El estudio muestra el caso de un bebé en Misisipi que había nacido con el VIH y pudo ser curado. Se diagnosticó el virus a su madre durante el parto y el bebé recibió un tratamiento de tres fármacos tan solo 30 horas después de haber nacido. Por suerte, el bebé se curó y actualmente no muestra signos del VIH.


Actualmente, se calcula que existen en todo el mundo 33,4 millones de personas que bien con el VIH. La medicina moderna les permite llevar una vida bastante normal, sin mayores efectos secundarios. No obstante, permanecen totalmente esclavizados a los medicamentos ya que dependen de ellos.

Las pruebas realizadas con la toxina melitina han resultado exitosas en los experimentos in vitro que se han realizado dentro del laboratorio. Ahora, este equipo ha tenido una importante inyección de capital para poder seguir con su investigación en esa dirección. El siguiente paso es empezar con los ensayos clínicos.

De momento, han tenido la oportunidad de ver cómo reaccionaba este procedimiento en 15 pacientes. De nuevo, el resultado ha sido muy positivo, pero aún no se puede considerar que se haya obtenido ninguna vacuna preventiva. Así pues, sigue siendo muy importante crear conciencia sobre el VIH y cómo podemos evitar su contagio.