lunes, 7 de septiembre de 2015

¡Buenísimo! Cómo preparar agua de avena correctamente para adelgazar paso por paso,

La avena es uno de los alimentos más saludables que se conocen. Quizá por eso es también uno de los más consumidos en todo el mundo. No solo nos aporta una gran cantidad de energía para nuestro organismo, sino que además nos proporciona vitamina E, B5 y B6 y muchísimos minerales, como el cobre, el hierro, el selenio y el manganeso.Si Quieres Saber Más Sigue Leyendo… 

Es gracias a todos estos beneficios que la avena nos ayuda a combatir varias de las enfermedades más comunes. Por ejemplo, es una gran aliada contra la diabetes, el estreñimiento, el incorrecto funcionamiento de la tiroides, una mala digestión, el hipotiroidismo y hasta el colesterol alto.

Los beneficios de la avena
Acabamos de ver como la avena es un cereal muy rico tanto en vitaminas, como en minerales. Es un potente antioxidante y contiene aminoácidos esenciales y una gran concentración de fibra. Podemos enumerar la mayoría de los beneficios que nos proporciona la avena:
  • Elimina grasa localizada
  • Nos proporciona muchísima energía
  • Limpia arterias
  • Limpia el tracto intestinal
  • Equilibra los niveles de azúcar en sangre
  • Mejora el sistema cardiovascular
  • Reduce los niveles de triglicéridos o colesterol malo
Gracias a su gran concentración de fibra, la avena puede ser un gran aliado a la hora de perder peso.

Una de las formas más populares de aprovechar sus ventajas es preparando agua de avena para adelgazar. Sin embargo, debes saber que la mayoría de personas que la utilizan no la preparan de forma correcta, con lo que pierden hasta el 40% de sus beneficios.

Sigue leyendo para descubrir cómo puedes preparar el agua de avena para perder peso.
Receta de Agua de Avena para adelgazar
Ingredientes:
  • 1 taza de avena integral (no instantánea)
  • 1,5 litros de agua
  • 1 cucharada de miel de abeja
  • 1 pizca de canela en polvo
Método de preparación:
  • Coloca la avena en una taza amplia. Entonces, llena la taza de agua hasta que cubra la avena por completo y la rebase por unos dos centímetros.
  • Remueve todo bien para que el agua penetre. Déjalo reposar entre 7 y 8 horas.
  • Tras ese tiempo de reposo, pasa la mezcla por el colador y lava la avena con agua de botella. A diferencia de lo que la mayoría de gente cree, no debemos beber el agua con la que hemos dejado reposar la avena.
  • En la cáscara de la avena se forman antinutrientes e inhibidores de enzimas que se liberan mientras está en remojo. Esto provoca que se queden atrapadas en el agua. Por ese motivo, debemos tirar esa agua y lavar la avena para eliminar cualquier residuo.
Si bebemos esa agua, tendría un efecto totalmente contrario a lo que buscamos. No podríamos aprovechar los nutrientes y la fibra que presenta la avena.


Una vez limpia la avena, la colocamos en una licuadora y agregamos litro y medio de agua natural. Licuamos a máxima velocidad para que la avena se rompa y se integre en el agua.

Tendremos una bebida ligera, todo líquido. Cuando esté lista, podemos endulzar la bebida con una cucharada de miel de abeja y un poco de canela. Esto le dará un toque delicioso.

Mezclamos nuevamente y ya estará listo. Lo pasamos a un recipiente y lo dejamos enfriar.

No recomendamos beber esta agua de avena en ayunas. La fibra ayuda a nuestra digestión, pero si tenemos el estómago vacío, no hay nada que digerir.

Tras la noche, el cuerpo necesita nutrientes, por lo que podemos tomar un jugo de vegetales en ayunas y 15 minutos después beber al gua de avena, antes o durante un desayuno ligero.

¿Cuándo debo beber el agua de avena?
  • Por las mañanas antes o durante el desayuno.
  • A mediodía antes de la comida
  • Úsalo como sustituto de la leche para cereales, licuados, etc.
Puedes beber uno o dos vasos al día, entre tres y cuatro veces por semana y puede beberlo toda la familia. Ya verás cómo en pocos días, notarás todos sus beneficios y cómo empiezas a perder peso.
´
ESTA OTRA DIETA TAMBIÉN TE PUEDE SERVIR.