martes, 22 de septiembre de 2015

Cómo eliminar efectivamente los callos en los pies con remedios caseros.

Las durezas en los pies aparecen como resultado de una reacción que tiene la piel para poder afrontar la fricción que se suele generar comúnmente cuando el pie entra en contacto con cualquier zapato.

Las capas superiores de la piel se engrosan con una única finalidad, proteger al pie. Con el pasar de los meses la piel de los pies adquiere más grosor en la parte exterior y se reseca poniéndose dura y áspera formando lo que conocemos como durezas o callos.

La mayoría de las personas tienen durezas en los pies y muchas de ellas no saben qué hacer para poder deshacerse de esas durezas porque a pesar de que hay muchas cremas y técnicas para eliminarlas ninguna funciona 100% evitando que vuelvan a aparecer, por eso en este artículo te ofrecemos el mejor remedio natural para eliminar las durezas o los callos de una manera muy simple y utilizando ingredientes que son fáciles de conseguir.

El método que te ofrecemos a continuación para eliminar los callos y las durezas es un método natural y casero que lo podemos hacer en casa con unos pocos ingredientes.

Receta para eliminar las durezas o callos

Para comenzar la preparación es necesario tener los siguientes ingredientes:

1-Lanolina

2-Glicerina

3-Aceite de almendras dulces

4-Aceite de lavanda


Una vez que tengan todos los ingredientes se deben seguir los siguientes pasos:
Se debe derretir cinco cucharadas de lanolina en baño maría, para los que no saben que es baño maría, es calentar al vapor, después en un recipiente anexo colocar tres cucharadas de aceite de almendra dulce y tres cucharadas de glicerina y luego se debe añadir unas gotas de aceite de lavanda.

Cuando la mezcla se encuentre caliente se la debe mezclar con la lanolina disuelta. Y por último, en un frasco se debe llenar la mezcla que se obtuvo y esperar a que se enfríe para luego poder aplicarla sobre los callos.

¿Cómo se debe utilizar la mezcla?
Se debe aplicar la crema sobre los lugares en donde se encuentren las durezas y frotar la zona por unos 10 minutos en ambos pies, antes de realizar este procedimiento lo más recomendable es que los pies estén bien limpios. Esta fórmula es muy eficiente si la realizan con regularidad por lo menos dos o tres veces en el mes.