lunes, 19 de octubre de 2015

Cada vez tienes menos cuello? Reduce tu papada sin cirugia.

La barbilla suele ser una de las primeras áreas en donde el cuerpo almacena grasa, cuando llevamos una dieta rica en grasas acompañada de un estilo de vida que carece de ejercicio. Se trata de un exceso de grasa en el área del cuello y la barbilla la cual resulta en algo anti-estético.

La papada es característica en las personas con exceso de peso, pero también puede ser debido a herencia genética, retención de líquidos o un proceso de envejecimiento normal. Usted probablemente no sabías que hay ejercicios para la barbilla que puede hacer para reforzar su cuello, tonificar los músculos de esa área y perder esa grasa. Y estos ejercicios anti papada son bastante simples y cualquier persona puede encontrar el tiempo suficiente para realizarlos durante el día.



COMO REDUCIR O ELIMINAR LA PAPADA.
Aquí están algunos consejos de cómo perder la grasa acumulada en la barbilla, o los inconvenientes papadas:
  • Perder peso: Una de las mejores maneras de perder la grasa localizada en el cuello es reducir el peso, en general, en todos los lugares. El exceso de grasa de la barbilla se almacena en toda el área situada debajo de la mandíbula. Es muy importante realizar cambios en su alimentación, comer más fibra, menos grasa y calorías.
  • Tener una dieta saludable: baja en sal y azúcar, y beber mucha agua para limpiar el sistema y ayudar a prevenir la retención de líquidos. Los alimentos salados estimulan al organismo a retener líquidos, porque el organismo intenta diluir la sal. Usted debe beber por lo menos ocho vasos de agua a lo largo del día.
  • Comer pescado al menos tres veces por semana, esto va a proporcionar a su cuerpo Omega 3 y Omega 6 que ayudan a suavizar la piel desde el interior y mejorar su elasticidad, de modo que, al perder peso la piel se reducirá de forma natural.

Repita estos ejercicios tres veces al día, todos los días para ayudar a tonificar los músculos situados debajo de la barbilla.

EJERCICIO FACIAL #1
Siéntese en una silla con los pies apoyados en el suelo. Incline su cabeza hacia atrás de manera que vea el techo. Saque el labio inferior hacia afuera todo lo que pueda. A este punto usted debe sentir el estiramiento del cuello y los músculos de la barbilla. Mantenga esta posición durante 10 segundos y suelte. Repita de ocho a 10 veces por lo menos una vez al día.

EJERCICIO #2
De pie y erguido, con los pies a la misma anchura de los hombros, incline la cabeza hacia atrás como si estuviera mirando algo en el techo. Frunza los labios y trate de “besar” el techo.


Mantenga esta posición durante unos segundos y repita este ejercicio cinco veces. Trate de relajar los otros músculos de la cara mientras realiza este ejercicio.

EJERCICIO #3
Siéntese con la espalda recta y la cabeza inclinada hacia el techo. Manteniendo la cabeza inclinada hacia atrás, presione la lengua contra el paladar de su boca.

Este movimiento debe apretar todos los músculos situados en la parte delantera del cuello. Manteniendo la lengua presionando contra el cielo de la boca, baje la barbilla hasta el cuello.

EJERCICIO #4
Tensa los músculos del cuello: Cierra la boca, aprieta los dientes y activa todos los músculos del cuello. Notarás cómo tus cejas y tus orejas también se elevan. Repite el movimiento al menos 10 veces.

EJERCICIO #5
 Otro ejercicio también eficaz para la papada es el siguiente: Abra la boca y levante la lengua, tanto como sea posible durante cuarenta segundos, usted va a sentir estos músculos se contraen.

EJERCICIO #6
Sacar la lengua puede parecer algo grosero, en realidad es una buena manera de estirar los músculos del cuello y la barbilla. De pie, con una buena postura y manteniendo la cabeza en su ángulo natural.

Abra la boca tan ancha como puedas y luego saca la lengua mas de lo que pueda. Aguante la lengua en esta posición durante 10 segundos y luego relájese. Si es posible, hacer esto 10 veces. Esto puede parecer una tontería, pero que va a ser una manera eficaz de trabajar los músculos del mentón.

Con estos sencillos ejercicios ayudarás a tonificar los músculos del cuello y evitar que aparezca la papada. Sin embargo, esto debe ir unido a un equilibrio en tu dieta y a la práctica periódica de deporte.


ESTE VIDEO TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR.