martes, 6 de octubre de 2015

Conoce los principales síntomas antes de una trombosis venosa en las piernas.

En la actualidad, gran cantidad de mujeres sufren de varices en las piernas, esta enfermedad la cual es sumamente antiestética para toda mujer y en algunos casos también para los hombres. Pueden verse muy normales, pero en muchos casos tienden a ser peligrosas, por tanto no debemos confiarnos en si se ven pequeñas o grandes, es indispensable que le tengamos el ojo encima y tratar de tener ayuda de un profesional, y darle los respectivos seguimientos cada cierto tiempo para evitar así una trombosis venosa.

Como bien sabemos, las varices se forman por la mala circulación de la sangre, y en muchos casos esta mala circulación, hace que la sangre pueda condensarse y en muchos casos crear coágulos que podrían obstaculizar por completo la circulación. Por esta razón te vamos a mostrar cómo prevenir esta enfermedad y que síntomas suele presentar. De modo tal que siempre estés alerta.


¿Qué es una trombosis venosa?
TVP o Trombosis venosa profunda, es un coágulo de sangre que se origina en una determinada vena de nuestro cuerpo. Esta por lo general suele desarrollarse en áreas bien profundas, donde la circulación sanguínea es peor, es su mayoría suelen ocurrir en los mulos y las pantorrillas.

En el peor de los casos cuando ocurren estas trombosis en las piernas, esta puede desprenderse e ir al torrente sanguino directamente, hasta llegar a una arteria pulmonar y bloquear nuestra circulación y de paso ocasionar una embolia pulmonar. Es un gran riesgo que debemos evitar.


En la mayoría de los casos, esta patología suele afectas a personas entre las edades de cincuenta a sesenta años de edad, pero esto no significa que porque tengamos menor edad, debamos pasarlo por alto, en especial las mujeres.

Los especialistas explican que estos coágulos o trombos, por lo general tienen mayores probabilidades de desprenderse si están en la parte más alta, es decir en nuestros muslos. Por esta razón si están allí con más razón debes hacerte chequeos periódicos para así determinar la mejor opción, ya sea un tratamiento o si el medico decide que lo mejor es una cirugía.

Síntomas de una trombosis venosa en las piernas
Lo primero que debemos saber es que podemos padecer dos tipos de trombosis, una superficial y otra severa la cual sin lugar a dudas nos puede causar un daño considerable. Observa bien estos síntomas, de modo tal que estés precavido.

1.Trombosis venosa superficial:
Según nos dicen los especialistas, si padeces de esta etapa de la trombosis, te darías cuenta de inmediato, pues en el lugar donde está ubicada la varice, esta se vería como una especie de cordón bastante duro cuando lo tocas y con un color azulado. Es algo bastante visible y por supuesto muy doloroso. También se siente el área afectada muy caliente y al final del día sentirás una presión un tanto insoportable. Por lo tanto debemos tener mucho cuidado con esta etapa de la trombosis superficial, ya que es el primer paso para una trombosis profunda, por lo que puede sufrir de infecciones o mayormente conocida como (Flebitis).


2.Trombosis venosa profunda: Aunque quisiéramos en la mayoría de los casos cuando llega la trombosis venosa profunda, no nos damos cuenta, pero podemos estar alertas en caso de sentir las siguientes sensaciones:
Un calor casi insoportable en el are afectada.
  • Por lo regular, la pierna se queda muy dura, y cuando la tocamos con la mano y la percibimos muy rígida.
  • Una presión muy elevada en esa parte donde tenemos dichas varices las cuales son más evidentes y están inflamadas con forma de “cordón azulado”.
  • Mucho cuidado cuando la piel de la pierna se vuelve azulada, o incluso se queda sin color, muy pálida. Esto último sería resultado de que la sangre arterial llega ya con mucha dificultad.
  • Un hormigueo que asciende por la pierna hasta la ingle.

¿Podemos prevenir una trombosis venosa?
Algo que debemos sabes, es que en su mayoría, esta patología de las varices casi siempre tiene un origen genético. El factor hereditario y muchos hábitos de vida incorrectos, el sedentarismo, y la alimentación inadecuada y el sobrepeso, harán sin lugar a dudas el campo perfecto para que esta enfermedad se desarrolle.

Por esta razón, desde que veas en tus piernas la aparición de varices, este será el momento en que debas empezar a dar todo de ti para que esto no se derive a una trombosis superficial o profunda.
  • En caso de que ya tengas trombosis venosa primaria, y de que tus venas tengan un relieve muy evidente y un color azulado que se vea a simple vista, es el momento de empezar a cuidarte más y de acudir inmediatamente a tu médico, de paso él te dirá que es lo mejor para tu caso.
  • Haz ejercicio todos los días, sal a caminar media hora, ya que esto ayuda mucho. La natación o el pasear en bici son también dos opciones muy adecuadas.
  • Bebe muchos líquidos, jugos naturales e infusiones como la cola de caballo, el poleo o la infusión de romero.
Prepárate duchas frías en las piernas.
  • Evita la sal en vuestra dieta, de igual forma el azúcar, las grasas, los refrescos, la bollería, la harina blanca refinada… Es decir, todos esos alimentos que van a ocasionar que tengamos una mala circulación sanguínea.
  • Existe una planta muy adecuada para tratar las varices, y con la cual se elaboran cremas muy efectivas. Se trata del “castaño de Indias”. Puedes encontrarlo en las farmacias y, como hemos mencionado es muy efectivo para tratar esas varices aún superficiales.