viernes, 8 de abril de 2016

Cuidado: 4 tips para que el brasier no dañe tus senos.

Aunque es una prenda esencial en la lencería femenina, 80% de las mujeres no saben elegir la talla correcta del brasier, de acuerdo con una encuesta realizada por la Industria de Ropa Interior. Situación que es relevante, ya que este factor influye en la firmeza de los senos.

Los senos no están constituidos por un núcleo como tal. Aunque están los pectorales, realmente, esta zona del cuerpo se encuentra constituida principalmente por grasa, que al no contar con un soporte adecuado, al transcurrir el tiempo los tejido empezarán a perder su constitución estética (es decir la firmeza”, señala en entrevista para Salud180, Alejandra García, Directora de Underwear CKU y vocera de Warner´s.

La clave para elegir un brasier que no solo favorezca la figura sino también la salud de los senos, es la aceptación hacia propio cuerpo tal y como es. Ya que se tendrá mayor consciencia sobre su cuidado.

Te proporciona los siguientes tips para elegir un brasier ideal.


1. LA BANDA DEL BRASIER NO DEBE APRETAR
Cuando te lo pruebas no debe aparecer ningún “gordito”. El brasier cuenta con tres broches, si es de la talla adecuada este deberá cerrar en el que queda en medio.


2. LA VARILLA NO DEBE PRESIONAR EL SENO
De lo contrario, a la larga, puede provocar una lesión en la glándula mamaria.

3. UNA COPA ADECUADA
Más allá de la creencia “que si es más chica la apariencia del seno es mejor”, lo importante es que quede bien para brindar el soporte adecuado.


4. LA TELA DEBE PERMITIR QUE EL TEJIDO RESPIRE
Si no es así, se puede generar humedad por la sudoración y como consecuencia el desarrollo de enfermedades de la piel, como la dermatitis.

No importa si eres una mujer en crecimiento o te encuentras en la etapa de la madurez, es importante que cheques tu talla cada seis meses. Esto por al transcurso el tiempo la medida puede variar, sobre todo si se ha perdido peso o aumentado”, indica García.

El brasier tiene una vida útil de 6 a 8 meses, periodo en el cual se debe considerar cambiar no solo la prenda sino también la forma del modelo. Recuerda que tu salud está en tus manos, ¡Cuídate!