martes, 19 de abril de 2016

Los remedios caseros mas efectivos para tratar las hernias

Te citamos algunos de los remedios caseros para tratar hernias más conocidos, resaltando que es importante antes tener la valoración de un especialista.

1. Aloe vera
Es un buen remedio para la hernia de hiato. La Aloe Vera ayuda en los casos de acidez y inflamación de estómago, úlceras y gastritis.

Beber un vaso de zumo de aloe antes de cada comida.

2. Col y arcilla
remedio de la colPara el caso de una hernia de disco, un remedio consiste en aplicar un cataplasmas de col y arcilla el cual ayuda a calmar los dolores que se puedan padecer.
Se hierven 60 gramos de hojas de col en un recipiente con agua. Se cuela el líquido y se mezcla con arcilla en polvo, con esta pasta creada se aplica en la zona dolorida.

3. Xiang Fu
hierbas Xiang FuSegún algunos expertos en medicina china esta planta puede ayudar en los casos de hernia inguinal, calmando su dolor y calentado los canales estancados y facilitando el movimiento ki del hígado.

Mezclar 50 gramos de la hierba Xiang fu con 15 gramos de sal de roca, calentarlo y aplicar a modo de cataplasma en la zona afectada durante 15-20 minutos, hacerlo a diario.

4. Té de caléndula
flores de caléndulaEs un remedio para la hernia de hiato, ayuda a reducir la inflamación y aliviar los tejidos inflamados.

Tomar una o dos veces al día, también se puede tomar té de olmo, el cual también combate la inflamación.


5. Laurel
remedio con laurelEl laurel tiene propiedades como el favorecer la digestión, prevenir acidez y espasmos intestinales, favorece los movimientos peristálticos entre más propiedades, lo que le hacen un buen remedio para los casos de hernia hiatal, ayudando a calmar sus síntomas.

Tomar una o dos veces al día una infusión de laurel (calentar durante 10 minutos dos hojas de laurel en una taza con agua).

Recomendaciones y consejos en el tratamiento de la Hernia

No siempre se puede evitar que la debilidad muscular facilite que la hernia que se produzca, sin embargo, se puede reducir la cantidad de tensión que se pone en el cuerpo. Esto puede ayudarle a evitar una hernia o que una hernia existente empeore. Los consejos de prevención incluyen:

No fumar y reducir la toma de cafeína y alcohol.

Ir al médico cuando se está enfermo para evitar el desarrollo de una tos persistente.

Mantener un peso corporal saludable.


Evitando esfuerzo durante la defecación o la micción. Llevar una dieta rica en líquido y fibra ayuda.

No levantar pesas que son demasiado pesadas y levantarlas con las rodillas, no con la espalda, ni hacer posturas incómodas. Hay que tener mucho cuidado con el esfuerzo físico cuando se tiene una hernia dado que podría conducir en que el órgano afectado se saliera aún más de la cavidad.

Evitar el estrés. La práctica de yoga o meditación son una buena práctica.

No acostarse justo inmediatamente después de comer. Se recomienda dar un pequeño paseo o hacer la digestión erguido.

No comer demasiado rápido y masticar bien los alimentos.

Evitar las comidas picantes y que puedan provocar acidez.

Llevar una dieta saludable, baja en grasas y rica en proteínas. La proteínas ayudarán a tener unos músculos más fuertes y así prevenir posibles hernias.

Usar fajas puede podría ayudar en algunos casos a que la hernia vuelva a su lugar, sobretodo si esta no es de gran tamaño. Para ello hay que consultar con doctor o especialista para que valore si es necesario y seguir sus recomendaciones.