viernes, 1 de julio de 2016

9 trucos fáciles para evitar que los alimentos se peguen a la sartén

Para nadie es un secreto que las tareas de la cocina son las que más suelen complicarnos en lo que tiene que ver con la limpieza del sarten hogar.

Estas se deben hacer varias veces al día y suelen quitarnos mucho tiempo, en especial cuando llega el momento de poner todo en su lugar.

Los que disfrutan su tiempo cocinando se saben decenas de trucos gastronómicos que les facilitan cada una de las labores, pero los demás tienden a tener dificultades y estrés.

Por ejemplo, al momento de limpiar los utensilios suele ser difícil quitar el exceso de grasa y alimentos que se adhieren con facilidad a la sartén.

Además, nada peor que tomar mucho tiempo en la elaboración de un plato para que, al final, se quede pegado del fondo.
Con el fin de ayudarte a evitar estos inconvenientes, hoy queremos dedicar este espacio a 9 curiosos trucos que te ayudarán a evitar las “pegas” de alimentos.

¡Toma nota!

1. Usa aceite de oliva

La aplicación de una pequeña cantidad de aceite en el fondo de la sartén es una de las formas más eficaces de evitar que los alimentos se adhieran.

Vierte un poco del producto en el utensilio, espárcelo con un papel y asegúrate de cubrir cada espacio para que no se pegue de ningún lado.

Antes de añadir los alimentos para cocinar, espera hasta que la cacerola se caliente (por supuesto, sin que el aceite se queme).

2. Agrega un poco de sal

Cuando la sartén o cacerola son de aluminio las comidas se pegan con más facilidad debido a los poros del material.

Para evitar que siga pasando, esparce una fina capa de aceite de girasol, agrega un puñadito de sal y distribúyelo por toda la superficie.

Evita excederte con la sal, porque puede alterar el sabor de tus comidas. Si notas que es demasiada, quita los excesos con una servilleta antes de que adquiera demasiada temperatura.

3. Utiliza vinagre de manzana

Tanto el aluminio como otros materiales porosos deben ser sellados antes de cocinar para que los alimentos no se peguen.

Una buena opción es cubrir el fondo con aceite y, tras calentarlo, agregar un pequeño chorrito de vinagre.

Este producto se debe poner a fuego lento hasta que se evapore por completo para proceder al proceso de cocción.


4. Usa mantequilla natural

La mantequilla natural contiene nutrientes importantes para el organismo y sus compuestos oleosos facilitan la tarea de cocinar sin sufrir pegas.

Según su origen, puede ser una fuente de ácidos grasos esenciales, vitaminas, minerales y sustancias antioxidantes.

Utiliza una pequeña cucharadita del producto para engrasar la sartén antes de cocinar huevos, salchichas y alimentos pequeños.

Para evitar que se queme, emplea una temperatura moderada y agrégale una pizca de sal.

5. Evita el uso de cucharones metálicos

Las sartenes con capa antiadherente no se deben manipular con cucharas o cucharones metálicos porque esto acelera su deterioro.

En su lugar puedes adquirir herramientas de madera, nailon o plástico que no generan rayas en su superficie y, por lo tanto, evitan que los alimentos se peguen.

6. No utilices estropajos

Tanto los estropajos como las esponjas de alambre pueden aumentar los poros de las sartenes de aluminio y alterar la superficie de los antiadherentes.

Utiliza esponjas suaves o paños para conservarlos en buen estado.

7. Evita almacenar una sartén sobre otra

Si la sartén es de teflón, por ningún motivo almacenes una sobre la otra. Este material es muy sensible a cualquier roce y puede dañarse con facilidad con este tipo de acciones.

8. Seca bien la sartén antes de guardarla

Tras remover la suciedad de las sartenes, déjalas secar bien al aire libre antes de guardarlas en el armario.

Los restos de humedad pueden generar moho y, al volver a usarlos, provocan que las comidas se peguen.

9. Mantén el fondo de la sartén húmedo

La clave principal para que los alimentos no se peguen a la sartén es conservar su fondo un poco engrasado.

Si notas que este está perdiendo humedad, agrega otra pequeña cantidad de grasa y espárcela moviendo el utensilio.

Sigue estos sencillos consejos y descubre que puedes cocinar sin necesidad de sufrir porque los alimentos se peguen.

Con esto no solo lograrás comidas perfectas, sino que ahorrarás tiempo al momento de lavar y dejar todo impecable.
ESTOS CONSEJOS TAMBIÉN TE PUEDEN INTERESAR.