viernes, 1 de julio de 2016

Señales que te indican que bebes muy poca agua

Beber suficiente agua es muy importante por muchas razones.

El agua ayuda a desintoxicar el cuerpo y a hidratarlo. Desafortunadamente muchas de las bebidas populares que contienen cafeína, como el café, té y sodas con cafeína, tienen un efecto diurético, y por lo tanto nos hacen que nos deshidratemos en vez de proveernos el líquido vital que nuestro cuerpo necesita.

Así que en este artículo te daremos a conocer una serie de señales que indican que bebes muy poca agua, de esta manera tendrás que consumir más para que no tengas alguna enfermedad.

Señales que te indican que bebes muy poca agua

Sientes la boca seca

Es un síntoma mucho más evidente que sus consecuencias. Por supuesto que cuando experimentas esta sensación vas en busca que algún líquido, pero las bebidas dulces, por ejemplo, sólo proporcionan una solución temporal al problema. El agua potable lubrica las mucosas en la boca y garganta, así la humedad permanece, como debe ser.

Tienes la piel seca

La piel seca es uno de los primeros síntomas de la deshidratación completa que puede traer consecuencias mucho más serias. La falta de agua significa también falta de sudor que se ve reflejado en la imposibilidad del organismo de limpiarse a sí mismo (además de la orina), y dejar salir el exceso de grasa, sin hablar de la funcion termoreguladora del sudor. Solucionar todo eso es muy simple: beber más agua.


Sientes demasiada sed

No es lo mismo que tener la boca seca. Cualquier persona que haya tenido resaca sabe cómo se siente el no poder saciarse de agua, aún despues de haber bebido mucha. El alcohol deshidrata el cuerpo y el cerebro envía señales de alerta.

Sientes que tus ojos están secos

Una de las señales de escasez de agua en el organismo es tener los ojos rojos (una vez más, recuerda tu última resaca). Sin la cantidad necesaria de agua tus canales lagrimales se secan, y eso puede afectar a tus ojos, especialmente si usas lentes de contacto.

Te duelen las articulaciones

Las articulaciones y discos cartilaginosos están compuestos en un 80% por agua, y eso es necesario para que nuestros huesos no se rocen unos a otros a cada paso. Al mantener el balance de hidratación en el organismo las articulaciones pueden absorber golpes producidos por movimientos repentinos y/o fuertes como al correr o caerse.

Recuerda que por lo menos debes de tomar dos litros de agua al día, con esto no sufrirás ningún problema de los antes mencionado. ¡Comparte!

ESTE VIDEO TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR.