domingo, 1 de enero de 2017

6 consejos para recuperar la dieta después de comer en excesos

Cuando se atraviesan puentes, fines de semana largos, vacaciones, o un evento especial es común que terminemos comiendo más de lo que quisiéramos.

Luego de comer una gran cantidad de comida estos son los paso que debes seguir para recuperar tu camino hacia tu dieta o simplemente a una vida saludable sin sentir que tienes unos kilos demás o que estás sofocado aún de tanta comida que has comido.

1. Mucha agua
El primer paso para recuperarnos de un mal fin de semana alimenticio es tomar mucha agua. Ahora sí, los 2 litros ¡a fuerza! Esto ayuda a disolver un poco la grasita que podamos haber comido y acelera el metabolismo.

2. Día de verduras
Una buena forma de ayudar a tu cuerpo a deshacerse de la grasa extra que no debía de recibir es reduciendo el consumo al día siguiente. Date un día de frutas y verduras como si fueras vegetariana. Esto te ayudará a equilibrar las calorías de más que consumiste.
3. Retoma tu dieta
Si estabas siguiendo algún plan alimenticio regresa rápidamente a él. No importa que te hayas pasado de calorías el fin de semana, no tires el esfuerzo a la basura por un día de excesos. Regresa a comer lo que estabas comiendo habitualmente.

4. Camina 30 minutos
Caminar es uno de los mejores ejercicios. Además de tu rutina regular, agrega de 20 a 30 minutos al día los siguientes 3 días después del maratón alimenticio. Esto te ayudará a sentirte más ligera y a quemar esas calorías de más.


5. Té después de la comida
Uno de los secretos de la cultura oriental para mantener el físico tan delgado que tienen es que terminan sus comidas con un té caliente. El agüita hirviendo ayuda a disolver la grasa que consumimos, haciendo más fácil su expulsión.

6. No te culpes demasiado
La parte emocional es muy importante en una dieta. Ya te comiste las chorrocientas calorías, ¡ya pasó! No te culpes demasiado, no te sientas la mujer más gorda del planeta, y sobre todo, no pienses que tu esfuerzo se fue a la basura y comas pizza de nuevo.

Sí, la regaste poquito, pero no pasa nada. Puedes eliminar esas calorías adicionales. En lugar de culparte hay que tomar cartas en el asunto para que no vuelva a pasar. ¿Cómo hacerlo?

1. Apunta todo lo que comiste y checa la cantidad de calorías. Te vas a asustar, pero está bien, esto evitará que vuelvas a comer en esas cantidades.

2. Apunta lo que comes en un día normal y siéntete bien. Apunta lo que quemas con ejercicio para motivarte.

3. Identifica que factores detonan tu consumo compulsivo. Si es la compañía, el antojo, la falta de azúcar, el evento en específico, etc.

4. Aprende de tu propio comportamiento. Si ya identificaste qué te impulsó a comer de esa manera busca formas de evitarlo. Lo más importante es aprender de nuestros errores y poco a poco irás teniendo mejores hábitos.


5. Trata de controlar los impulsos pensando en la motivación que tienes para bajar de peso: un viaje, el vestido que te compraste, el bikini que no has usado en años, lo que sea que te tenga motivada y concéntrate en volver a lograrlo.

No pasa nada si caes en un antojo masivo. Esto suele suceder cuando estás en una dieta muy cerrada o en la que te estás privando de muchas cosas. Estos atracones pueden ser un indicador de que la dieta que estás haciendo no es la más adecuada para ti. Analízalo y consulta con un especialista para que no tires tu esfuerzo a la basura.

Este video tambien te puede gustar...!